27 de noviembre de 2021

Ucrania

Militares Ucranianos en la frontera con Rusiatwitter.com/DefenceU

Rusia

Putin denuncia ante la UE las «provocaciones» de Ucrania mientras aumenta su presencia militar en la frontera

Rusia niega una eventual invasión y acusa a los occidentales de realizar ejercicios amenazantes
El presidente ruso, Vladimir Putin, ha acusado a Kiev de provocaciones en la línea del frente situada en el este de Ucrania. Mientras, la tensión entre Moscú y Occidente continúa en aumento por la situación desencadenada en Bielorrusia con la llegada masiva de migrantes a la frontera con Polonia, un ataque, que según la Unión Europea, ha sido orquestado por Rusia
Según la presidencia rusa, Putin «expresó sus preocupaciones en cuanto a las provocaciones continuas por parte de Ucrania para empeorar la situación en la línea del frente», durante una conversación telefónica con el presidente del Consejo europeo, Charles Michel.
Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea han expresado su inquietud estas últimas semanas por los movimientos del Ejército ruso alrededor de Ucrania.
Rusia niega una eventual invasión y acusa a los occidentales de realizar ejercicios amenazantes en sus fronteras, incluso con bombarderos estratégicos, y de agravar la situación entregando armas a Kiev.
En respuesta a la «creciente actividad» de la OTAN junto a sus fronteras, Moscú anunció este miércoles su intención de aumentar los efectivos y equipamientos de sus fuerzas armadas.
Rusia denuncia sistemáticamente, desde hace años, el despliegue de tropas de la OTAN cerca de sus fronteras y las ambiciones de países que considera parte de su área de influencia –Ucrania y Georgia– de integrase a la Alianza atlántica.
El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, en la misma línea que el presidente ruso, ha acusado a Europa de la creciente tensión en las fronteras de estos países y ha justificado el aumento de las tropas rusas en la zona, resaltando que «la creciente actividad de los países miembros de la OTAN en las cercanías de las fronteras rusas nos imponen la necesidad de proseguir el desarrollo cualitativo de nuestras fuerzas armadas».
El este de Ucrania está en guerra contra los separatistas prorrusos desde 2014. El conflicto, que ha dejado más de 13.000 muertos, estalló poco después de que Moscú anexionara Crimea.
tracking