Fundado en 1910

01 de marzo de 2024

El primer ministro de la India, Narendra Modi, imagen de archivo

El primer ministro de la India, Narendra Modi, imagen de archivoAFP

Ataques a cristianos

Radicales hindúes asaltan una escuela católica llena de alumnos en la India

La violencia contra las minorías cristianas en India se han multiplicado en los últimos años al abrigo de una serie de leyes anti conversión

Una escuela católica de India resultó gravemente dañada después del asalto de un grupo de 500 extremistas hindúes. El asalto habría sido una venganza por la supuesta conversión de ocho estudiantes hindúes y se produjo cuando los alumnos se encontraba en el interior del centro educativo.
Desde la llegada al poder del primer ministro Narendra Modi, del partido Baharatiya Janata, el laicismo en India ha entrado en declive y se han multiplicado los episodios de discriminación y ataques a minorías religiosas, según denuncia Ayuda a la Iglesia Necesitada en su Informe de Libertad Religiosa.
Los radicales hindúes, pertenecientes al grupo «Bajrang Dal», entraron por la fuerza en la escuela católica de San José, administrada por los Hermanos Misioneros Malabares, situada en la localidad de Ganj Basoda, en el Estado de Madhya Pradesh, y comenzaron a lanzar piedras, a destrozar el mobiliario y a intimidar al personal.
Los aterrorizados alumnos y profesores lograron escapar, según informó la agencia Fides. Los extremistas acusaron al personal de la escuela de haber bautizado a los escolares hindúes, una acusación que la dirección del centro ha rechazado.
En declaraciones a Fides, el director de la escuela, el hermano Antony Pynumkal, aseguró que la supuesta conversión se trata de «un pretexto, falso y sin fundamento».
Además, acusó a la policía de omisión de auxilio pues, aseguró, tuvo noticias de los planes del ataque el día anterior por los medios de comunicación. Afirmó que comunicó la amenaza de forma inmediata a la policía, que no adoptó ninguna medida para proteger las instalaciones educativas y a los alumnos y al personal.
Según informó la diócesis de Sagar, la acusación contra la escuela podría deberse a un malentendido por la publicación de una fotografía en el boletín diocesano.
La fotografía mostraba a un grupo de niños que acababa de realizar la primera comunión en la parroquia de San José, anexa a la escuela, junto con el obispo y el párroco.
Los hindúes, conocedores de que la escuela, fundada en 2009, acoge a alumnos de diferentes religiones y culturas, interpretaron la fotografía como la prueba de que se había producido en el centro educativo un rito de bautismo de niños hindúes.
La India, con una población de 1.383 millones de habitantes, es un país de mayoría hindú. El 72,5% de sus habitantes pertenece al hinduismo. Las dos principales minorías religiosas son el islam, el 14,5% de los indios son musulmanes, y el cristianismo, el 4,9% de la población.
Según el Informe de Libertad Religiosa de Ayuda a la Iglesia Necesitada, a pesar de que la Constitución del país reconoce la libertad religiosa, el gobierno legisla para recortar la libertad de las minorías religiosas, de forma particular de musulmanes y cristianos.
Según el Informe, desde 2019 varios estados indios aprobaron leyes contra supuestas conversiones forzosas. Estas leyes, han sido aprovechadas por grupos nacionalistas y extremistas hindúes para atacar a comunidades cristianas y musulmanas bajo la acusación de convertir a ciudadanos hindúes a sus religiones.
Según la organización cristiana Religious Liberty Commission, en el primer semestre de 2021 se registraron 145 episodios de ataques contra cristianos en India.
Comentarios
tracking