28 de noviembre de 2022

Barcos pesqueros en el puerto de Ouistreham, en el noroeste de Francia

Barcos pesqueros en el puerto de Ouistreham, en el noroeste de FranciaSameer Ai-Doumy / AFP

Reino Unido aprueba 23 nuevas licencias de pesca, pero Francia aún reclama otras 81

Los pescadores europeos pueden seguir faenando en aguas británicas si demuestran que ya lo hacían con anterioridad, pero ambas partes difieren sobre el tipo y alcance de los justificantes

Reino Unido aprobó 23 licencias más para los pescadores franceses en aguas británicas, anunció el sábado el portavoz del gobierno, al día siguiente de que venciera el plazo dado por París para resolver este conflicto tras el Brexit. Francia reclama otras 81 licencias.
«Ayer, tras recibir elementos justificantes adicionales por parte de la Comisión Europea, el Reino Unido acordó 18 licencias a navíos que sustituyen a los barcos que pescaban antes en aguas británicas» adicionalmente «la isla anglonormanda de Jersey aprobó 5 nuevas licencias el sábado», indicó este portavoz a la AFP.
Según el anuncio, las decisiones «concluyen el período de intensas conversaciones» de estos últimos días entre Londres y la Comisión Europea, que negocia en nombre de Francia.

Tras lo anunciado de hoy, Francia tendrá 1027 licencias de pesca, pero reclama otras 81, lo que podría provocar un contencioso por la falta de gestos de «buena voluntad» por parte de Londres.

Luego del anuncio del Reino Unido, el gobierno francés afirmó el sábado que «continuará trabajando» junto a la Unión Europea para obtener las licencias que faltan.
«Francia y la Unión Europea seguirán colaborando para garantizar la plena aplicación del Acuerdo de Comercio y Cooperación», dijeron en un comunicado la ministra del Mar, Annick Girardin y el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.
Además, tanto Francia como la Unión Europea examinan «todas las modalidades legales posibles» para cada licencia que aún se reclama, incluyendo «pruebas que los británicos se comprometieron a analizar en las próximas semanas», añadieron.
Por su parte, el portavoz del gobierno británico añadió que se estaba «realizando un trabajo técnico detallado sobre otras siete demandas para barcos suplentes. Debería estar terminado para el lunes».

La Comisión había pedido a Londres resolver este litigio antes del viernes 10 de diciembre. Francia había fijado esta fecha como el plazo límite, pero el jueves, el Reino Unido rechazó este ultimátum.

Si Londres «permanece en su postura, pediremos a la Comisión, el fin de semana, que anuncie que se ha lanzado un contencioso», afirmó el viernes por la mañana el secretario de Estado francés des Asuntos Europeos, Clement Beaune.
Después del difícil divorcio entre británicos y europeos, las partes sellaron un acuerdo para definir sus relaciones, incluyendo un capítulo sobre los permisos a embarcaciones pesqueras (especialmente francesas) para operar en aguas del Reino Unido.
En virtud del acuerdo alcanzado a finales de 2020 entre el bloque y su antiguo miembro, los pescadores europeos pueden seguir faenando en aguas británicas si demuestran que ya lo hacían con anterioridad.
Pero Reino Unido y Francia difieren sobre el tipo y alcance de los justificantes.
«Esta decisión es una etapa importante en un largo proceso. Vamos a examinar (...) la base legal de cada demanda de licencia que no haya sido aún aprobada», explicó el sábado en Twitter el comisario europeo de Pesca, el lituano Virginijus Sinkevicius.
Comentarios
tracking