27 de mayo de 2022

Escena del crimen del fotoperiodista mexicano Margarito Martínez, en Tijuana, México

Escena del crimen del fotoperiodista mexicano Margarito Martínez, en Tijuana, MéxicoGuillermo Arias / AFP

México 

Asesinan a otro periodista en México mientras las autoridades admiten la impunidad en el 90% de los casos

La legislación actual y las acciones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador han resultado ser insuficientes para frenar la violencia contra la prensa

El fotoperiodista mexicano Margarito Martínez fue asesinado a balazos este lunes en Tijuana (noroeste), mientras que en Veracruz (este) una ONG pidió a las autoridades investigar la agresión que le costó la vida al periodista retirado José Luis Gamboa.
En Tijuana, la secretaría de Seguridad del estado de Baja California informó en un comunicado que Margarito Martínez, de 49 años, fue blanco de una «agresión con arma de fuego» y fue hallado «sin vida a un costado de un vehículo» en un sector habitacional de esa ciudad fronteriza con Estados Unidos.
La organización civil «Yo sí soy periodista» detalló a la AFP que Martínez había sido amenazado en diciembre pasado por personas que publican un blog y que estarían ligadas a un presunto grupo criminal. Un comunicado de la fiscalía detalló que Martínez fue hallado «con una lesión en la cabeza, producida por un arma de fuego».
Martínez colaboraba con medios como el semanario Zeta, uno de los de mayor prestigio en México y según el cual se había especializado «en fotografía de corte policíaco». También colaboraba como el periódico La Jornada de Baja California y medios internacionales.

Autoridades admiten total impunidad

A diez años de la entrada en vigor de la ley para la protección de personas defensoras de Derechos Humanos y periodistas, las autoridades mexicanas reconocieron, tan sólo horas antes de conocerse este nuevo asesinato, que las agresiones contra estos colectivos permanecen impunes en más del 90% de los casos.
El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, subrayó que se hace necesario una nueva legislación que ponga especial énfasis «en la definición de las competencias porque en muchos de los casos son las propias autoridades las causantes de las agresiones».
Durante el primer diálogo regional para generar una iniciativa de Ley General para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas llevado a cabo en la Ciudad de México, Encinas dijo que la nueva legislación busca crear un Sistema Nacional de Protección de defensores de derechos humanos y periodistas que ponga énfasis en la prevención.
«Actualmente el sistema federal que tenemos ha permitido que las autoridades locales se desentiendan de sus responsabilidades, por lo que en aquellos casos en que incurra responsabilidad de cualquier autoridad, el sistema nacional -propuesto- tendría las funciones y las facultades para iniciar acciones penales contra quienes violen la ley y agravien estos derechos», declaró Encinas según recoge EFE.
Recordó que la impunidad prevalece sobre estos hechos «debido a que más del 90 % de las agresiones y homicidios contra estas personas no son sancionados».
En octubre pasado, Encinas ya había dicho que el Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas «ha resultado ser insuficiente para enfrentar y revertir este fenómeno» de agresiones y violencia contra la prensa.
Además, indicó que el mecanismo protege actualmente a 1.506 personas, un 88 % más que al inicio de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, en diciembre de 2018.
De ellos, 495 son periodistas (136 mujeres y 359 hombres) y 1.011 defensores de derechos humanos (543 mujeres y 468 hombres) en un universo estimado de 203.700 periodistas y 39.000 organizaciones de la sociedad civil.
Comentarios
tracking