Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Six power units of the Zaporizhzhia Nuclear Power Plant which generate 40-42 billion kWh of electricity are seen in the distance behind the field of sunflowers, Enerhodar, Zaporizhzhia Region, southeastern Ukraine, July 9, 2019. Ukrinform. 
B355 electricity energy field industry nuclear power power unit sunflower Zaporizhzhia Nuclear Power Plant Zaporizhzhia NPP 
 

Zaporiyia

Central nuclear de Zaporiyia, en UcraniaGTRES

Guerra Rusia - Ucrania  ¿Cuántas centrales nucleares hay en Ucrania y qué riesgo de ataque tienen?

Los expertos señalan que, pese a que los mecanismos de seguridad para evitar una catástrofe son sólidos, la probabilidad de que se produzca un accidente no es nula

El ataque y posterior captura de la central nuclear de Zaporiyia, en el este de Ucrania, por las tropas rusas, reavivó durante unas horas el fantasma de una catástrofe nuclear similar a la de Chernóbil de 1986. La acción militar, que causó un incendio y dejó varios muertos y heridos, según el Ministerio de Exteriores ucraniano, concluyó afortunadamente con el fuego bajo control y la seguridad de la planta, la mayor de Europa, relativamente intacta. La radiación se mantiene desde entonces en niveles normales y los equipos esenciales, por su parte, continúan en funcionamiento pese a que la situación, en palabras del director general del Organismo Internacional de la Energía Atómica (IAEA), sigue siendo «muy difícil» de supervisar.

Ucrania cuenta con cuatro centrales nucleares y 15 reactores: cuatro en Rivne, dos en Jmeltniski (otros dos estaban en construcción), tres en el sur de Ucrania y seis en Zaporiyia. A raíz de la captura por los separatistas prorrusos del Donbás, la mayor región productora de carbón del sur del país, la energía nuclear se ha vuelto cada vez más importante para Ucrania, hasta el punto de que casi la mitad de la electricidad que consume el país ya procede de esta fuente.

Pese a que el doctor Graham Allison, experto en seguridad nuclear de la Universidad de Harvard, explica en declaraciones a la BBC que lo más probable es que las fuerzas rusas estuvieran tratando de «cortar el suministro de electricidad en el área circundante» durante el ataque a Zaporiyia, el riesgo de ataque a estas centrales no está del todo exento. «Debería preocuparnos que las instalaciones nucleares sean objetivos militares, porque existen riesgos reales de un accidente», opina Claire Corkhill, de la Universidad de Sheffield (Reino Unido).

Otros expertos apuntan a la posibilidad de que un misil falle e impacte contra una central, o que ese ataque sea deliberado bajo la hipótesis de que se oculten fuerzas defensivas ucranianas en su interior. Y denuncian que «disparar proyectiles en la zona en la que se encuentra una central nuclear infringe el principio fundamental de que la integridad física de las instalaciones debe preservarse y mantener su seguridad en todo momento».

No obstante, son múltiples los mecanismos y elementos de seguridad para garantizar la integridad de la plantas y evitar con ello posibles desastres. Corkhill señala que existen diversas herramientas para evitar riesgos de radioactividad: sistemas automáticos para sofocar un incendio de manera instantánea dentro de los reactores o la robustez de los edificios para mantener la seguridad del combustible almacenado. «Una explosión solo ocurriría si hubiera una fusión nuclear, que podría ser causada por una falla en el suministro de electricidad al sitio y un daño en los generadores de respaldo», señala.

Comentarios
tracking