17 de agosto de 2022

Mohamed bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudí

Mohamed bin Salmán, príncipe heredero de Arabia SaudíAfp

Arabia Saudí ejecuta a 81 hombres en 24 horas

El régimen advierte que seguirá aplicando la pena capital y el resto de sus leyes, contra el terrorismo y los condenados por «creencias desviadas»

Arabia Saudí superó todos sus récords de ejecuciones en un sólo día. El régimen ajustició a 81 hombres en las últimas 24 horas, presuntamente miembros de Al Qaeda y de grupos rebeldes hutíes. Entre estos figuran 7 yemeníes y un sirio que fueron condenados por «creencias desviadas», «lealtad a organizaciones terroristas extranjeras como ISIS y Al Qaeda » y «múltiples crímenes atroces», , según informó la agencia estatal de noticias SPA que cita como fuente el Ministerio del Interior.
Los condenados a la pena capital, según el comunicado de Interior, que publica la agencia, habían cometido «múltiples crímenes, incluidos asesinatos de hombres, mujeres y niños inocentes».
Según fuentes oficiales del Gobierno, citadas también por la cadena AlJazeera, algunos de ellos habían entrado al país después de alistarse a las filas del autodenominado Estado Islámico y otras organizaciones terroristas. «El Reino continuará adoptando una postura estricta e inquebrantable contra el terrorismo y las ideologías extremistas que amenazan la estabilidad del mundo entero», reproduce SPA.
La última ejecución masiva que se recuerda se procujo en enero de 2016. Ese mes 47 personas, inluido un destacado líder chiita de la oposición fueron ajusticiados pero nunca antes se había dado un caso tan numeroso como este.
En 2019 Arabia Saudí decapitó a 37 ciudadanos, la mayoría de la etnia chiíta acusados de pertenecer a grupos terroristas. En Arabia Saudí la pena de muerte se aplica a cualquier persona que viole sus leyes, independientemente de su edad
El país sigue en la diana de las críticas por violaciones a los derechos humanos y un caso no cerrado: el secuestro, asesinato y descuartizamiento del periodista Jamal Khashoggi en 2018. Colaborador del Washinnton Post y editor en jefe del canal de noticias Al-Arab cuando le mataron, el 2 de octubre de aquel año, fue capturado después de entrar, con cita previa, en el Consulado de Estambul donde acudió a renovar su documentación porque, entre otras razones, iba a contraer matrimonio.
La investigación de las autoridades turcas conluyeron que el periodista fue estrangulado a los pocos minutos de entrar en las dependencias consulares. Su cuerpo fue descuartizado y los restos esparcidos, presuntamente, en un bosque. Diferentes investigaciones, incluida la del New York Times apuntaron que un escuadro de 15 personas se había encargado de la operación ordenada supuestamente por el Príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán.
Comentarios
tracking