27 de septiembre de 2022

Soldados ucranianos en el Donbás

Soldados ucranianos en el DonbásAFP

98 días de guerra en Ucrania

Ucrania se repliega de Severodonetsk para poner el foco en Járkov y Jerson

Los estrategas ucranianos tratan de evitar un esfuerzo inútil en el Donbás y centrarse en objetivos realistas que pongan la base de una futura contraofensiva

A la espera de que el nuevo paquete de armas estadounidenses llegue a Ucrania, con los flamantes sistemas de misiles de largo alcance M142 HIMARS, el ejército ucraniano ha iniciado un repliegue en el Donbás y a ceder territorio a los ocupantes rusos, que ya están tomando el centro de la ciudad de Severodonetsk.
El ejército ucraniano trata de evitar malgastar recursos que serán muy valiosos en futuros intentos de reconquistar los territorios perdidos en la defensa de Severodonetsk, una plaza que, inevitablemente está perdida y cuyo valor estratégico es relativo para Ucrania.
No así para Rusia, cuya conquista le permitirá controlar la totalidad del oblast de Luhansk y presentar ante los círculos ultranacionalistas de Rusia una nueva victoria en un momento en que la estrategia del Kremlin está más cuestionada que nunca por parte de los sectores más militaristas de Moscú.
Mapa situación Ucrania 01.06.2022

Mapa de situación a 1 de junio de 2022Kindelán

Las tropas ucranianas ven con preocupación cómo se va cerrando la pinza en el Donbás en el triple frente de Lyman, Popasna y Severodonetsk, lo que dejaría a miles de soldados ucranianos embolsados y expuestos a un exterminio o a ser hechos prisioneros.
Rusia trata de avanzar desde Popasna y Vrubivka, por un lado, y desde Lyman, por otro, tomar la carretera T 1302 y cerrar toda vía de comunicación terrestre entre el oblast de Luhansk y el resto de Ucrania.
Según el análisis del Institute for the Study of War (ISW), la decisión de los estrategas militares ucranianos en Severodonetsk ha sido acertada.
Obsesionarse con la defensa de la ciudad habría sido un error que podría haber puesto en cuestión la estabilidad del ejército ucraniano y su capacidad para emprender contraofensivas.
ISW señala la conquista de Severodonetsk y el control de Luhansk es una victoria de Rusia más simbólica que efectiva.
En ese sentido, la decisión del presidente ruso, Vladimir Putin, de concentrar en el Donbás «todas las fuerzas y los recursos que se pueden juntar en un impulso desesperado y sangriento para apoderarse de áreas del este de Ucrania que le darán ganancias en gran medida simbólicas» es un grave error.
Mapa de la guerra de Ucrania: 30 de mayo de 2022

Mapa de la guerra de Ucrania: 1 de junio de 2022Kindelán

Los líderes ucranianos, tras haber tratado de organizar en un primer momento una defensa numantina similar a la de Mariúpol, habrían rectificado y evitado un fracaso mayor en Severodonetsk.
El objetivo es completar el repliegue y causar el mayor número de bajas posibles a los rusos antes de retirarse por completo.
«Tanto la decisión de evitar comprometer más recursos para salvar a Severodonetsk como la decisión de retirarse fueron estratégicamente acertadas, aunque dolorosas», se señala en el informe de ISW.
«Ucrania debe administrar sus recursos más limitados y concentrarse en recuperar un terreno crítico en lugar de defender un terreno cuyo control no determinará el resultado de la guerra o las condiciones para la reanudación de la guerra».
En opinión de los autores del informe de este think tank cercano al Pentágono, la prioridad de Ucrania no debe ser Severodonetsk, sino Járkov, Izyum y Jerson.
En estos tres frentes es donde el ejército ucraniano ha obtenido sus logros más importantes y donde debe perseverar para provocar una derrota contundente a las tropas rusas.
En Járkov, la contraofensiva rusa ha conseguido dejar a la ciudad casi fuera del alcance de la artillería rusa.
Sin embargo, por el momento los ucranianos no han logrado tomar la ciudad de Ternove que les permitiría alcanzar la frontera rusa y aislar el territorio de Járkov que todavía controlan los ocupantes rusos.
En Izyum, los ucranianos lograron frenar el avance ruso. En Jerson, Ucrania podría ganar más terreno y poner a su alcance la ciudad.
El control de Jerson es fundamental para Ucrania. En poder ruso, la ciudad podría ser la punta de lanza de una futura nueva invasión rusa.
Al renunciar a la defensa de Severodonetsk, Ucrania mantiene sus opciones «de detener y luego revertir los avances de Rusia».
Para estas futuras contraofensivas, Ucrania espera que en las próximas semanas Rusia agote sus capacidades ofensivas con sus tropas lo más desgatadas posibles por la resistencia ofrecida por el ejército ucraniano, y que lleguen las nuevas remesas de armas occidentales.
Además de los M142 estadounidenses, Ucrania también espera vehículos blindados, tanques T 72, helicópteros, cohetes antitanque Nlaw y Javelin y fusiles.
Además, este miércoles Alemania también anunció el envío a Ucrania de sistemas antiaéreos IRIS T y Noruega obuses M109 autopropulsados.
Comentarios
tracking