30 de noviembre de 2022

Juan Guaidó durante la entrevista con El Debate

Juan Guaidó durante la entrevista con El DebateAlex Fergusson

Entrevista

Guaidó: «La destrucción de Rusia en Ucrania es como en Venezuela con otros métodos»

El Presidente Interino de Venezuela vive moviéndose de un lugar a otro para evitar la persecución a la que está sometido desde hace años

Juan Guaidó es un joven y valiente líder de 38 años, que sigue siendo reconocido por casi 50 países como Presidente Interino de Venezuela. Su principal objetivo es lograr la transición democrática del país. Para lograrlo, apuesta por la reanudación del diálogo suspendido por Nicolás Maduro desde octubre del año pasado.
Su misión es alcanzar un consenso que conduzca a unas elecciones presidenciales y parlamentarias libres y democráticas.
En su despacho de Voluntad Popular (VP), un partido fundado por Leopoldo López, actualmente exiliado en España, observa la posibilidad de una convocatoria electoral: «Nos lo deben desde el 2018. Por eso la fecha del 2024 –que baraja el régimen– es una entelequia de Maduro con la que quiso amarrarnos. No es algo fijo porque las elecciones pueden ser antes, si las presiones funcionan».
Guaidó vive moviéndose de un lugar a otro. Hace campaña política con muchas precauciones para evitar la persecución a la que está sometido desde hace varios años y el acoso que sufre con encerronas como la de hace unos días.

17 minutos con Biden

En la entrevista, el presidente interino venezolano agradece la llamada del presidente de Estados Unidos. Tanto Guaidó como Biden conversaron en videoconferencia, durante 17 minutos el pasado miércoles en la tarde, a bordo del avión presidencial de EE.UU.
–¿Qué asuntos trató con el presidente Joe Biden?
–En mi condición de Presidente Interino designado por la Asamblea Nacional legítima del 2015, conversamos oficialmente sobre Venezuela y la dictadura, y sobre cómo fortalecer el mecanismo del diálogo en México; también hablamos sobre las sanciones; de lo que ha sido el apoyo a los emigrantes venezolanos y de la defensa de la democracia. Todo fue de manera muy positiva. Agradezco su llamada telefónica para reforzar el estamento democrático de la región.
–¿Qué opina de la posición del gobierno de Pedro Sánchez?
–Nosotros celebramos este apoyo y el de otros países, pues creemos que el mundo ha comenzado a comprender la importancia geopolítica de recuperar la democracia en Venezuela, así como en los países de América Latina donde no existe o en los que está en peligro.

Si no hay avances las sanciones de Estados Unidos al régimen se profundizarán

–El gobierno de Biden ha flexibilizado las sanciones para que operen Repsol y otras petroleras en Venezuela por la guerra de Rusia a Ucrania. ¿Será que la dictadura de Putin vale más que la dictadura de Maduro?
–No, las sanciones se mantienen, lo que ha aprobado EE.UU. son cartas y no licencias, las denominadas «confort letters» en inglés, que no están condicionadas al diálogo en México y que son autorizaciones temporales. El mantenimiento o no de las sanciones dependerá de los avances que se logren en la mesa de diálogo. Si no hay avances, las sanciones se profundizarán.

Las consecuencias de destrucción de Rusia en Ucrania son las mismas que en Venezuela, pero con otros métodos

Tanto en Rusia como en Venezuela, las dictaduras solo destruyen. En Ucrania son las bombas rusas las que destruyen y en Venezuela hacen lo mismo, se destruye la infraestructura, pero sin bombas. Las consecuencias son las mismas, pero con otros métodos.
–¿Maduro intenta evadir todas las sanciones para mantenerse en el poder?
–Eso es lo que el régimen chavista pretende, pero es muy difícil que se pueda saltar las sanciones. Estamos en presencia de un Estado fallido donde es muy complicado que una empresa internacional haga inversiones sin garantías, en un país sin estado de derecho.

Es falso que la economía se esté arreglando, el 94,5 % de los venezolanos vive en la pobreza

–¿Es verdad que la economía venezolana está arreglándose?
–Por supuesto que no. Lo que ha hecho Maduro es generar algunas burbujas de bienestar en zonas socioeconómicas de alto nivel. Se ha creado una economía clandestina y de mafias en Venezuela, con casinos, bodegones, turismo exclusivo, hoteles y vida de lujo para una élite de «boligarcas o bolichicos», apoyada por el 5 % de una población conectada con la corrupción y beneficiaria de grandes privilegios, pero donde el 94,5 % de los venezolanos vive en la pobreza.

Paradójicamente, las sanciones han facilitado el surgimiento de una economía de burbujas, de mafias y tribus

¿Qué diferencia hay entre las dictaduras tradicionales y la de Nicolás Maduro?
–Se trata de una dictadura blanda capitalista y neoliberal que entrega las riquezas de Venezuela a las mafias del narcotráfico, la delincuencia organizada, los grupos paramilitares del ELN y las FARC y de las Fuerzas Armadas venezolanas, así como a los gobiernos de Cuba, Irán, Turquía, Rusia y China para mantenerse en el poder.
Paradójicamente, las sanciones han permitido esa desviación de la economía, lo que llaman «gato muerto» (saltos) en la evolución económica. Las sanciones han facilitado el surgimiento de una economía de burbujas, la de mafias y tribus.
–El 94,5 % de los venezolanos vive en la pobreza. ¿Esa economía es suficiente para apuntalar a Maduro?
–No, de ninguna manera, porque la gran mayoría queda por fuera de la recuperación. Lo que vemos en Venezuela no es solo una distorsión, sino una desigualdad de la economía, tenemos una pobreza extrema muy acentuada, que no tiene con que comer, desnutrición infantil, y hay una pequeña cúpula, y una pequeña capa de emprendedores que sobreviven.
–Si a Maduro no le importan las condiciones en la que viven los venezolanos, ¿por qué va sentarse en una mesa de diálogo?
–Esa es una buena pregunta. En verdad a Maduro no le importa lo que digan los venezolanos. Lo suyo es mantenerse en el poder a costa de lo que sea, con una economía clandestina basada en la corrupción. Pero sigue siendo una dictadura, un estado fallido, con algunos sectores aliados que presiona al gobierno para mantener sus privilegios y sobrevivir. Son sus mafias políticas y las mafias económicas internas y externas que hoy controlan el poder en Venezuela, las que sabotean el diálogo, por razones de sobrevivencia...
–¿... Y ustedes, qué esperan?
–Esperamos que la presión diplomática, la del pueblo en la calle protestando, la unidad de la oposición, la presión para una elección justa y libre para que se celebren elecciones parlamentarias sirvan y están sirviendo. La suma de todas estas presiones va en esa dirección. Somos conscientes de que a Maduro no le interesa el bienestar de los venezolanos.

El apoyo internacional sigue en pie y tan firme como antes

¿Qué pasó para que se perciba una disminución del reconocimiento mundial a su condición de Presidente Interino y también con su popularidad en el ámbito nacional?
–En primer lugar, el apoyo internacional sigue en pie y tan firme como antes; quizás la situación mundial por el conflicto en Ucrania le ha quitado presencia en los medios al tema, pero nada más.
–Su propósito...
–Nuestro propósito principal sigue siendo lograr la transición democrática del país, no mantener intereses personales. Seguimos acompañando al pueblo venezolano en sus acciones de protesta, más de 58 mil en los últimos meses. Las recientes agresiones por parte de grupos irregulares pagados por el gobierno son una muestra. Suceden ante la mirada indiferente de los agentes del orden público presentes, son parte de un acoso sistemático que ya tiene años.
–Pero la oposición no termina de formar un bloque unido y compacto.
–Estamos en el proceso de conformar una dirección opositora unitaria y comprometida con la restauración de la democracia. Estamos en campaña a favor de un candidato único, pese a las opiniones divergentes. Nos basamos en la experiencia de los años 2012, 2013, 2015 y 2016, cuando tuvimos candidatos unitarios sin problemas.

Temas

Comentarios
tracking