01 de julio de 2022

Soldado ucraniano Jersón

Un soldado ucraniano en una trinchera de la línea de contacto en JersónAFP

118 días de guerra en Ucrania

«Si podéis, marchaos»: Ucrania lanza un dramático llamamiento a los civiles para que abandonen Jersón

El gobierno ucraniano avisa que la contraofensiva para recuperar Jersón es inmediata, y una vez empiece, no podrán ayudar a los civiles atrapados

Si en el oblast de Luhansk las tropas rusas se encuentran en plena ofensiva y se preparan para el asalto final sobre la ciudad de Severodonetsk, en el oblast de Jersón es el ejército ucraniano el que lleva la iniciativa.
Las fuerzas ucranianas no han dejado de lograr pequeños avances territoriales en esta región desde hace semanas y se acercan a la localidad de Jersón, ocupada por los rusos en los primeros días de guerra.
Las autoridades prorrusas de la región impuestas por las tropas ocupantes planean solicitar la anexión formal del oblast a la Federación Rusa.
Para ello, han iniciado ya un proceso de rusificación tanto en la escuela como en la vida cotidiana de los ciudadanos.
Las tropas rusas, mientras tanto, se encuentran a la defensiva y están concentrando material militar procedente de Crimea y Sebastopol para tratar de frenar las contraofensivas ucranianas tanto en el oblast de Jersón como en el vecino oblast de Zaporizhia.
La artillería rusa también ha incrementado los ataques en diferentes puntos de Kherson, Zaporizhia, Dnipropetrovsk, Mykolaiv y Odesa, señaló el Institute for the Study of War.
Sin embargo, el comandante del Regimiento Azov, Rodion Kudryshov, anunció que las fuerzas ucranianas han pasado de posiciones defensivas a ofensivas.
Ante la inminencia de una contraofensiva a gran escala tanto en Jersón como en Zaporizhia, la viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, pidió a los habitantes de Jersón que abandonen la ciudad, especialmente a las familias con niños.
Por medio de unas declaraciones realizadas a la agencia ucraniana Ukrinform, Vereshchuk pidió a los civiles que empleen los corredores humanitarios abiertos por los rusos, aunque ello suponga su traslado a la Crimea ocupada, ya que es la única salida antes de que comience la «operación de desocupación» del oblast por parte del ejército ucraniano.
«Por favor, marchaos, porque nuestro ejército va a desocupar esas tierras. Nuestra voluntad de hacerlo es inquebrantable, y una vez empiece será muy difícil abrir un corredor humanitario. Fue difícil en Mariúpol, y aún lo será más en el oblast de Jersón», señaló la viceprimera ministra ucraniana.
Vereshchuk advirtió que Rusia no dudará en emplear como escudos humanos a los civiles que permanezcan en la ciudad cuando empiecen los combates urbanos y los bombardeos.
Si cuando empiece la contraofensiva quedan familias con niños atrapadas, «no podremos hacer nada, y no queremos eso. Por favor, marchaos, aprovechad la oportunidad. La desocupación será muy rápida. No hay dudas de que se va a producir esa contraofensiva», insistió.
La viceprimera ministra animó a los civiles de Jersón a utilizar el corredor humanitario hacia Crimea: «En este momento es el único corredor humanitario disponible para salir. Así que, si podéis, salid».
Una vez en Crimea, la mandataria recomendó a los civiles ucranianos que traten de entrar en algún país de la Unión Europea y comunicarse con el consulado ucraniano.
Comentarios
tracking