08 de agosto de 2022

Colt M4 Carbine and AR-15 style rifles are displayed during the National Rifle Association (NRA) Annual Meeting at the George R. Brown Convention Center, in Houston, Texas on May 28, 2022. - America's powerful National Rifle Association kicked off a major convention in Houston Friday, days after the horrific massacre of children at a Texas elementary school, but a string of high-profile no-shows underscored deep unease at the timing of the gun lobby event. (Photo by Patrick T. FALLON / AFP)

La carabina M4 y los rifles de asalto AR-15 se exhiben durante la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA)Patrick T. Fallon / AFP

El Senado de EE.UU. acuerda votar cuanto antes una nueva ley de armas

El proyecto de ley presentado no va tan lejos como proponía Joe Biden. Aún así, si se aprueba, sería la acción más importante del Congreso en décadas

El tímido acuerdo bipartidista alcanzado el pasado 12 de junio para lograr un mayor control de armas en Estados Unidos, fue presentado este martes en el Senado, donde los legisladores se comprometieron convertirlo en ley cuanto antes.
El acuerdo entre republicanos y demócratas para aumentar el control de las armas de fuego en el país se conoció el domingo de la semana pasada, pero el texto final del proyecto de ley no se había revelado hasta hoy.
«Este es un gran avance», dijo el senador demócrata Chris Murphy en el pleno del Senado antes de la publicación del proyecto de ley. «Y lo que es más importante, es un avance bipartidista».
Los senadores acordaron acelerar la aprobación del paquete bipartidista y se espera que el Senado vote sobre el proyecto de ley de 80 páginas esta misma semana antes de un receso legislativo de dos semanas.
El líder de los demócratas en el Senado estadounidense, Chuck Schumer, se comprometió este martes a someter a voto «tan pronto como sea posible» la nueva legislación.

¿Qué propone el proyecto de ley?

El proyecto incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años, y extiende a todo el país las llamadas leyes de «alerta de peligro» (Red Flag), que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.
Así mismo, el proyecto de ley pretende cerrar el llamado «vacío del novio» al bloquear la venta de armas a los condenados por abusar de sus parejas íntimas no casadas.
El proyecto de ley contempla la ampliación de la financiación de los estados con políticas de «alerta de peligro» o bandera roja para incluir también a los estados con otros programas de intervención en crisis.

Un acuerdo insuficiente

El proyecto de ley presentado no va tan lejos como buscaban los demócratas, incluido el presidente Joe Biden. Aún así, si se aprueba, sería la acción más importante para combatir la violencia armada que surja del Congreso en décadas.
El proyecto de ley no llega a elevar el límite de edad de 18 a 21 años para la compra de armas automáticas de asalto. Los tiradores tanto en Texas como en Nueva York eran jóvenes de 18 años que usaron rifles de asalto que ellos mismos compraron.
«Sabemos que no existe una legislación perfecta. Somos seres humanos imperfectos. Pero tenemos que intentarlo, y creo que este proyecto de ley es un paso en la dirección correcta», dijo el senador republicano John Cornyn en el pleno del Senado.

La última legislación federal

La última ley federal de control de armas fue aprobada en 1994 y prohibía la fabricación para uso civil de rifles de asalto y recámaras de alta capacidad; pero expiró una década después, sin que se hayan aprobado nuevas reformas, a pesar del alza en el promedio de tiroteos diarios, que llega a este año a 11, según el grupo Gun Violence Archive.
Comentarios
tracking