16 de agosto de 2022

El opositor ruso Alexei Navalni, en una imagen de archivo

El opositor ruso Alexei Navalni, en una imagen de archivoWikimedia Commons/Evgeny Feldman/Novaya Gazeta

Navalni no se rinde y denuncia que Putin le prohíbe hablar con su familia

El opositor acusa al presidente ruso de dar la orden para impedir que pueda llamar por teléfono

Alexéi Navalni, el hombre al que Putin desearía tener 6 metros bajo tierra, mantiene la moral alta pese al confinamiento. Sin miedo pese al riesgo que asume, denunció que los celadores de la cárcel de alta seguridad en la que se encuentra no le permiten hablar por teléfono con sus familiares y acusó al Kremlin de haber dado la orden.
«En el Kremlin y el sistema penitenciario hay gente divertidamente astuta. Se creen los reyes del engaño. No me dejan llamar ni a mi esposa ni a mi madre», afirmó en un mensaje publicado en su cuenta de Telegram.
Según el opositor, que cumple su condena en el centro penitenciario número 6 de Mélejovo, la región de Vladímir, al este de Moscú, «todos los demás presos pueden llamar regularmente a sus familiares, pero a mí no me dejan».
Según Navalni, de 46 años, la táctica radica en organizar el horario de la llamada telefónica de tal modo que sea imposible de hacer.
Por lo visto, añadió, «se trata una operación carcelaria especial», en alusión a la «operación militar especial» rusa en Ucrania, a la que lanza críticas constantemente.
El opositor ruso recordó que muchos disidentes soviéticos sufrieron la misma experiencia en las cárceles de la Unión Soviética, pero señaló que ahora «se siente el apoyo de quienes están libres».
«Y respecto a las llamadas, pues claro, es algo desagradable, pero no soy tan delicado, me las arreglaré sin llamadas», concluyó.
Comentarios
tracking