15 de agosto de 2022

Cartel electoral de Giorgia Meloni en Roma

Cartel electoral de Giorgia Meloni en RomaAFP

La derecha italiana renuncia al antieuropeísmo: «Más Italia en Europa y más Europa en el mundo»

La coalición formada por los partidos de Giorgia Meloni, Matteo Salvini y Silvio Berlusconi elabora un programa con propuestas de mayor integración europea de Italia

La maquinaria electoral está ya a pleno rendimiento en Italia. Empatados en cabeza se sitúan los socialdemócratas del Partido Democrático de Enrico Letta y los Fratelli d’Italia (FdI) de la candidata de derecha Giorgia Meloni.
Sin embargo, es el bloque de derecha, formado además de por FdI, por Forza Italia (FI) de Silvio Berlusconi y la Lega de Matteo Salvini, la que saca una clara ventaja a las izquierdas, enfrentadas entre ellas.
El reciente pacto de los socialdemócratas con los liberales ha despertado, no obstante, las ilusiones de los votantes más centristas y disparado las alarmas de Meloni, Berlusconi y Salvini, que ya se veían como indiscutibles vencedores de la cita del 25 de septiembre.
Para tratar de conjurar los demonios del antieuropeísmo que persigue a los tres partidos de derecha, han elaborado un programa titulado «L’Italia, Domani» (Mañana, Italia), con 15 puntos que se ha filtrado a la agencia italiana ANSA.
Lejos quedan ya las fotografías de Matteo Salvini frente al Kremlin luciendo una camiseta con el rostro de Vladimir Putin.
O las fanfarronadas de Berlusconi ofreciéndose a mediar con su amigo el presidente de Rusia y evitar la guerra en Ucrania.
En ese sentido, el punto número 1 del programa del «centroderecha» deja las cosas claras: «Italia es, de pleno derecho, parte de Europa, de la Alianza Atlántica y de Occidente. Más Italia en Europa, más Europa en el mundo».
En el desarrollo del punto, se subraya que los candidatos se comprometen a «apoyar a Ucrania frente a la invasión de la Federación Rusa y a apoyar toda iniciativa diplomática dirigida a la solución del conflicto».
Es decir, se especifica la preferencia por la vía diplomática, pero no se aclara si se seguirá apoyando el envío de armas al ejército ucraniano.
Al mismo tiempo, los candidatos expresan su «adhesión plena al proceso de integración europea con el objetivo de una Unión Europea más política y menos burocrática».
No obstante, los tres candidatos de derecha saben que cuentan con una parte de su electorado euroescéptico. Para ellos se insiste en que el gobierno de centroderecha «defenderá los intereses nacionales en el debate legislativo europeo».
Tampoco se olvidan de los valores cristianos que la mayoría de su electorado reclama defender, y se señala que un gobierno de FdI, FI y la Lega «defenderá y promocionará las raíces y la identidad histórica y cultural clásica y judeo-cristiana de Europa».
En el programa también se incluye el «apoyo a la familia y a la natalidad» con propuestas como escuelas infantiles gratuitas, aumento de las ayudas económicas a familias con hijos y ayudas para la conciliación familiar de los padres.
La lucha contra la inmigración ilegal y las políticas de seguridad y lucha contra la mafia, el terrorismo y el integrismo islámico ocupan otra parte importante del programa.
Comentarios
tracking