28 de noviembre de 2022

Trump presidente EEUU

Donald Trump comparece ante la prensa antes de abandonar la Casa Blanca en mayo de 2020AFP

El FBI buscaba documentos sobre armas nucleares en la casa de Donald Trump en Florida

The Washington Post desvela detalles de la operación del FBI que registró la residencia de Mar-a-Lago del expresidente

Los agentes del FBI que registraron la residencia de Donald Trump de Mar-a-Lago, en Florida, buscaban documentos clasificados con información sobre armas nucleares que el exmandatario habría sustraído de la Casa Blanca.
Según reveló The Washington Post, existía una gran preocupación en el Departamento de Justicia por la sustracción de los documentos y que pudieran acabar en manos de terroristas, lo que habría llevado a un registro sin precedentes el 9 de agosto.
Las fuentes a las que tuvo acceso el Post, sin embargo, no detallaron si la información contenida en dichos documentos se refería a armas nucleares de Estados Unidos o de otras potencias nucleares.
The Wall Street Jorunal, por su parte, detalló que un informante trasladó al FBI indicios que apuntaban a que Donald Trump almacenaba en su caja fuerte los archivos clasificados.
La información impulsó al FBI a abrir una investigación criminal que podría concluir con la inhabilitación o, incluso, la cárcel para Donald Trump.
Según The Washington Post, tampoco ha trascendido si los agentes federales localizaron los documentos en alguna de las cajas que se llevaron de la residencia de Trump.
La irrupción de los agentes federales en Mar-a-Lago desató una gran tormenta política entre republicanos y demócratas como no se recordaba desde las acusaciones de manipulación de las elecciones de 2020 y el asalto de partidarios de Trump al Capitolio el 6 de enero de 2021.
La redada en casa de Trump se ordenó desde la oficina del secretario de Justicia de Estados Unidos. Su titular, Merrick Garland, que también es fiscal general, aprobó personalmente el registro.
Gerald, durante una comparecencia pública, recordó que «el departamento no toma una decisión así a la ligera» y que existía «una causa probable» de la presencia de los documentos en poder de Trump.
El escándalo de los papeles saltó en enero de 2022 cuando funcionarios de la Administración Nacional de Archivos y Registros de Estados Unidos denunciaron que el expresidente había sustraído 15 cajas con documentación tras abandonar la Casa Blanca.
Trump devolvió dichas cajas después de que el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes iniciara una investigación.
El FBI, sin embargo, concluyó que en aquellos archivos faltaban documentos confidenciales con información sobre armas nucleares.
Comentarios
tracking