28 de septiembre de 2022

Los sistemas de misiles HIMARS en acción

Los sistemas de misiles HIMARS en acciónAFP

Día 174 de guerra en Ucrania

Muchas armas, pocos hombres: así es como Ucrania intenta derrotar a Rusia

Ucrania trata de lanzar una contraofensiva en el sur de Ucrania gracias a la llegada de nuevo armamento procedente de Estados Unidos y sus aliados

El ejército ucraniano trata de generar un punto de inflexión en la guerra con Rusia con una contraofensiva en la región de Jersón y Zaporizhia, al sur del país.
Las fuerzas ucranianas tratan de aprovechar el agotamiento de los esfuerzos rusos tras completar la ocupación de Luhansk durante los meses de junio y julio.
Para lograr sus objetivos, Ucrania ha realizado una expansión armamentística gracias a los suministros de material militar que llegan desde occidente.
Sin embargo, Ucrania, para mantener la presión y lograr un empuje suficiente que fuerce a las tropas rusas a retroceder, necesita que los envíos de armas aumenten y se sostengan en el tiempo.
Un informe difundido por la televisión catarí Al Jazeera señala que, desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero, Ucrania recibió miles de millones de dólares en armas y equipos militares procedentes de 28 países.
De esos países, 25 son miembros de la OTAN. La lista completa de países que han aportado armas a Ucrania está formada por Australia, Bélgica, Canadá, Croacia, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Países Bajos, Macedonia del Norte, Noruega, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos.
A la lista hay que sumar a Irlanda y Japón que, aunque no han enviado armas al ejército ucraniano, sí les han proporcionado ayuda médica y combustible.
Además de los indispensables HIMARS, sistemas de artillería de medio alcance que han permitido al ejército ucraniano alcanzar objetivos más allá de las líneas del frente, Ucrania ha recibido helicópteros, drones, piezas de artillería, tanques y vehículos blindados, armas ligeras, municiones, sistemas antitanque, sistemas antiaéreos, chalecos antibalas y cascos.
De los 28 países que están ayudando a Ucrania, Estados Unidos es el más comprometido. Hasta el momento, además de los HIMARS, Estados Unidos ha proporcionado 700 drones Switchblade, 121 drones Pheonix Ghost, 20 helicópteros Mi-17, 108 piezas de artillería, 1.400 misiles Stinger, 6.500 misiles Javelin, 300 vehículos blindados y más de 30 sistemas de radar.
A pesar de este considerable aumento de las capacidades militares ucranianas, Ucrania sigue padeciendo como principal obstáculo para frenar el avance ruso y reconquistar el terreno perdido la falta de personal.
Ucrania cuenta con 200.000 personas con capacidad de combatir, muy por debajo de las inmensas reservas del ejército ruso, que es capaz de mantener, con mayor o menor intensidad, su empuje en el campo de batalla a pesar de las enormes pérdidas, 80.000 bajas según el pentágono entre soldados abatidos y heridos.
A pesar de esas pérdidas humanas y del agotamiento tras meses de esfuerzo, las tropas rusas siguen avanzando, a un ritmo mucho menor que hace meses, en la zona oriental ucraniana para completar la conquista del Donbás.
Comentarios
tracking