01 de diciembre de 2022

Soldados ucranianos en Kupiansk, Járkiv

Soldados ucranianos en Kupiansk (Járkiv) se retratan victoriososFF.AA de Ucrania

200 días de guerra en Ucrania

El ejército ucraniano humilla a Rusia en el este y fuerza su repliegue

Denis Pushilin, líder separatista del Donbás, admite que la situación, también en el norte es «muy complicada» para Rusia

El escenario de guerra se complica para Rusia. El ejército ucraniano anunció hoy que entró en Kupiansk, una ciudad clave del este de Ucrania que estuvo en manos de las fuerzas rusas durante meses. En paralelo, Denis Pushilin, lider separatista del Donbás, admitió que la situación en la zona, «es muy difícil».
El ejercito ucraniano se muestra victorioso en un enclave definitivo. La reconquista de Kupiansk supone un avance importante y un balón de oxígeno para las tropas que mantienen, como nunca, la moral alta.
En este contexto, -informa Afp- la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, llegó a la capital ucraniana en una visita sorpresa, con el fin de demostrar el apoyo de su país a Ucrania frente a Rusia.
La localidad, de unos 27.000 habitantes, está situada en una importante ruta de abastecimiento para las fuerzas rusas en el este de Ucrania. Cayó en manos de los rusos poco después de que Moscú iniciara su invasión de Ucrania, el 24 de febrero.
Los observadores esperan que las fuerzas ucranianas anuncien más victorias militares en la región de Járkov, fronteriza con Rusia, que ha sido objeto de bombardeos rusos en los últimos meses.

«Las tropas ucranianas están avanzando en el este de Ucrania, liberando más ciudades y aldeas. Su valentía, sumada al apoyo militar occidental, está dando unos resultados extraordinariosOleg Nikolenko, portavoz del Ministerio ucraniano de Relaciones Exteriores de Ucrania

«Las tropas ucranianas están avanzando en el este de Ucrania, liberando más ciudades y aldeas. Su valentía, sumada al apoyo militar occidental, está dando unos resultados extraordinarios», declaró el portavoz del Ministerio ucraniano de Relaciones Exteriores, Oleg Nikolenko, en un comunicado divulgado en redes sociales.
«Es crucial seguir enviando armas a Ucrania. Derrotar a Rusia en el campo de batalla significa una victoria para la paz en Ucrania», agregó.
El viernes por la noche, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, anunció que sus tropas habían recuperado unas 30 localidades del noreste del país, en la región de Járkov, en el marco de esa contraofensiva.
El líder de la administración rusa instalada en la localidad de Izium, también en la región de Járkov, declaró a la agencia de noticias pública rusa RIA Novosti que la situación en esa zona era «muy difícil».

En las dos últimas semanas, la ciudad ha sido bombardeada por las fuerzas ucranianas (...) lo que está causando graves destrucciones y muchos muertos y heridosVladislav Sokolov, jefe de la Administración rusa de Izium (Járkov)

«En las dos últimas semanas, la ciudad ha sido bombardeada por las fuerzas ucranianas (...) lo que está causando graves destrucciones y muchos muertos y heridos», declaró Vladislav Sokolov a RIA Novosti.
El viernes, el Ministerio ruso de Defensa anunció un despliegue de fuerzas en esa región y difundió un vídeo que muestra varios camiones militares transportando cañones y vehículos blindados.
La toma de centros urbanos como Kupiansk y Izium podría suponer un duro golpe a la capacidad de Rusia de mantener sus posiciones en la línea del frente oriental.
Las tropas ucranianas también avanzaron en zonas del frente sur varias decenas de kilómetros hacia territorio capturado por las tropas rusas, indicó este sábado un portavoz militar.
Las agencias rusas, por su parte, informaron de seis explosiones en Nova Khakovka, una localidad controlada por las fuerzas rusas en la región de Jersón, en el sur.
La ministra alemana de Exteriores visitó por segunda vez Kiev este sábado desde que empezó el conflicto, el 24 de febrero, una semana después de que el primer ministro ucraniano, Denys Shmygal, viajara a Berlín, donde volvió a pedir más armamento.
«He viajado a Kiev para mostrar que pueden seguir contando con nosotros», declaró Baerbock en un comunicado, en el que aseguraba que Alemania seguirá apoyando a Kiev «tanto tiempo como sea necesario, con suministro de armas y apoyo humanitario y financiero».
En las últimas semanas, Alemania envió obuses, lanzacohetes y misiles antiaéreos a Ucrania, parte de un arsenal de armamento suministrado por los occidentales que, según los observadores, habría socavado la capacidad militar de Rusia.
Su visita siguió a otra del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, que el jueves prometió casi 3.000 millones de dólares en ayuda militar para Ucrania y países vecinos.
En Bruselas, donde se reunió con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, Blinken afirmó el viernes que el hecho de que Rusia esté enviando refuerzos a la zona de Járkov demuestra que Moscú está pagando un «precio enorme» por la invasión de Ucrania, lanzada hace más de seis meses.
Con todo, con su campaña de bombardeos, las fuerzas rusas causaron graves daños en la región de Járkov y en la cuenca del Donbás, en el este.
Oleg Synegubov, el gobernador regional de Járkov, afirmó que los ataques rusos, una «venganza» por la exitosa contraofensiva de las fuerzas ucranianas, habían dejado 14 civiles heridos.
Pavlo Kyrylenko, dirigente de Donetsk, en la cuenca del Donbás, informó que los bombardeos rusos dejaron dos muertos en su región.
Un dirigente de la región separatista prorrusa de Donetsk admitió el sábado una situación «difícil» en esa zona del este de Ucrania, donde la tropas de Kiev lanzaron una contraofensiva para recuperar territorios.
En un video colgado en Telegram, el dirigente, Denis Pushilin, afirma que «la situación es muy difícil» en Lyman, conquistada a fines de mayo por las tropas rusas, y da parte de combates «en varias otras localidades» del norte de la autoproclamada «República Popular» de Donetsk.
Comentarios
tracking