06 de octubre de 2022

Portada del periódico iraní Hafteh Sobh con la fotografía de Mahsa Amin

Portada del periódico iraní Hafteh Sobh con la fotografía de Mahsa AminAFP

Irán

La muerte de Mhsa Amini, la mujer detenida por llevar mal el velo, desata una ola de protestas en Irán

El presidente, Ebrahim Raissi, promete una investigación mientras políticos, cineastas, deportistas y hasta religiosos, apuntan a la Policía Moral

Algo está cambiando en Irán. La muerte de Mhsa Amini, la joven detenida por la Policía Moral por llevar mal colocado el velo, ha desatado una ola de protestas y violencia en las calles de magnitud inesperada.
El presidente Ebrahim Raissi se ha visto obligado a anunciar que habrá una investigación ante el temor de que las manifestaciones se le vayan de las manos.
Cineastas, deportistas, políticos, religiosos y medios de comunicación (salvo los fundamentalistas) se han manifestado en contra del Gobierno.
Hasta la ley y la fe parecen entrar en crisis como consecuencia de esta muerte en un país donde la mujer parece ser menos que nada y está sometida.

Difícil encontrar a alguien en Irán que se crea la versión oficial de la muerte de la joven

Difícil encontrar a alguien en Irán que se crea la versión oficial de la muerte de la joven. Las imágenes de la televisión oficial de una muchacha, supuestamente ella, que se desploma en las dependencias policiales sin que la toquen, parecen un burdo montaje.
Lo cierto es que la joven entró por su propio pie en la Comisaria y salió muerta. Su familia y los hombres y mujeres que se manifiestan por ella acusan a los agentes de haberla torturado hasta perder la vida.

Con su muerte no ha desaparecido el miedo entre las mujeres, pero por encima de éste se ha impuesto la rabia

Con su muerte no ha desaparecido el miedo entre las mujeres, pero por encima de éste se ha impuesto la rabia. Hoy Mahsa se ha convertido en un símbolo.
La Policía Moral está ahora en el ojo del huracán de la población. Esa unidad está encargada -informa Afp- de vigilar el uso correcto del velo musulmán, obligatorio en el país. Entre sus cometidos, figura también supervisar que se cumple al pie de la letra el código de vestimenta.
La denominación de esta unidad la define por sí misma pero sus intervenciones han sobrepasado cualquier límite. El ensañamiento con las mujeres, desde la revolución islámica de 1979, comienza a encontrar la solidaridad de los hombres.

Tres días en coma

Originaria del Kurdistán iraní, Mahsa Amini se encontraba en Teherán de visita con su familia cuando fue detenida el pasado martes. El viernes por la tarde, una multitud se congregó ante el hospital Kasra, en el centro de la capital, donde la joven murió tras pasar tres días en coma.
En Saghez, donde nació y fue enterrada el sábado, los habitantes tiraron piedras contra la sede del gobernador y gritaron lemas hostiles, antes de ser dispersados con gases lacrimógenos por la policía.

La gente está conmocionada y furiosa por lo que le ocurrió a Mahsa AminiEtemad, diario reformista de Irán

«La gente está conmocionada y furiosa por lo que le ocurrió a Mahsa Amini», señalaba el diario reformista Etemad, indicando que el país ha constatado «en varias ocasiones la violencia de la policía de la moralidad».
El periódico moderado Jomhouri Eslami alertó de la «fractura social» que puede provocar el «comportamiento violento» de oficiales de policía.
La excepción, como era previsible, fueron los dos diarios conservadores. El Irán, publicación gubernamental que acusó a los reformistas de «explotar las emociones del pueblo usando un incidente desafortunado para volver a la nación contra el gobierno y el presidente».
Por su parte, el ultraconservador Kayhan criticó que «la cantidad de rumores y mentiras tras la muerte de Mahsa» hayan «aumentado considerablemente». «Pese a esto, la publicación de imágenes de este incidente por la Policía ha confundido a los oportunistas que querían instrumentalizar ese incidente», agregó el periódico.

La versión oficial

Se refería al vídeo de vigilancia difundido por la televisión oficial en el que se muestra a una mujer presentada como Mahsa desplomándose en comisaría tras discutir con una agente. La policía de Teherán insiste en que «no hubo contacto físico» entre los oficiales y la joven.

hay que acabar con las acciones contrarias a la ley, a la lógica y a la shariaMohammad Jatami, líder reformista

El expresidente y líder reformista Mohammad Jatami llamó a las autoridades a «acabar con las acciones contrarias a la ley, a la lógica y a la sharia», y a «llevar ante la justicia» a los responsables de la muerte de Amini.

El Corán prohíbe claramente que los fieles usen la fuerza para imponer los valores que consideran como religiosos y moralesEl gran ayatolá Asadolah Bayat Zanjani

El gran ayatolá Asadolah Bayat Zanjani calificó de «ilegítimo» e «ilegal» el «conjunto de comportamientos y hechos» desencadenantes del «desafortunado y lamentable incidente». «El Corán prohíbe claramente que los fieles usen la fuerza para imponer los valores que consideran como religiosos y morales», indicó.

Estamos dormidos, sin reaccionar ante esta crueldad sin fin. Nosotros somos cómplices de este crimenAsghar Farhadi, cienasta

«Mahsa está ahora más viva que nosotros», aseguró el cineasta Asghar Farhadi, galardonado con dos Óscars a la mejor película extranjera. «Nosotros estamos dormidos, sin reaccionar ante esta crueldad sin fin. Nosotros somos cómplices de este crimen», aseveró.

Si eso son musulmanes, que Dios haga de mí un infielSardar Azmoun, delantero del Bayer Leverkusen.

«Los cabellos de nuestras hijas están cubiertos por un sudario», escribieron varios jugadores del equipo nacional de fútbol en una historia común en Instagram. «Si eso son musulmanes, que Dios haga de mí un infiel», afirmó Sardar Azmoun, delantero del Bayer Leverkusen.
En Twitter, el hashtag #Mahsa_Amini en persa alcanzó al mediodía del domingo 1,5 millones de tuits.

Temas

Comentarios
tracking