31 de enero de 2023

Referéndum anexión Rusia Ucrania

Una mujer participa en el referéndum de anexión a RusiaAFP

213 días de guerra en Ucrania

Votar a punta de fusil: Los soldados rusos obligan a los ucranianos a participar en los referéndums

Los territorios ucranianos ocupados por Rusia celebran entre numerosas irregularidades la segunda jornada de los falsos referéndums de anexión

Puerta por puerta y a punta de fusil, así «reclutan» los soldados rusos a los ciudadanos ucranianos en los territorios ocupados para que acudan a los colegios electorales a votar en los referéndums de anexión a Rusia. A votar «sí», por supuesto.
Según testimonios recopilados por la BBC, los soldados obligan a los ciudadanos a emitir verbalmente su voto y es un soldado el que toma nota en la papeleta y la deposita en la urna.
En otros casos, los soldados han sacado las urnas a las calles y obligan a los viandantes a votar sobre la marcha.
Con estas irregularidades que deslegitiman, aún más si cabe, la votación ilegal que comenzó el viernes 23 de septiembre y que continuará hasta el 27, el Kremlin se asegura que los referéndums no fracasen en unos territorios donde, si alguna vez hubo una mayoría de población con simpatía hacia Rusia, los meses de ocupación han eliminado todo nacionalismo prorruso.
Según los organizadores de los referéndums, la votación presencial en los colegios electorales se realizará el 27 de septiembre. Hasta entonces las votaciones se harían de forma telemática o en pequeños grupos designados para acudir a votar antes de la fecha.
Sin embargo, las autoridades prorrusas tienen prisa por llenar ya las urnas y están obligando a la población a acudir a votar.
Otra irregularidad denunciada es la ausencia de papeletas para todos, lo que obliga, en algunos casos, a emitir un voto por unidad familiar y no por persona, y siempre delante de los comisarios políticos o de oficiales militares.
«Mi madre está preocupada de que ahora nos persigan», señala a la BBC una joven que explica que su padre emitió el voto familiar en contra de la anexión mientras el comisario de turno, acompañado de hombres armados, le observaba detenidamente.
En un vídeo que circula por redes sociales, una anciana acude a votar al punto designado, coge una papeleta y antes de marcar el sentido de su voto le pregunta al comisario: «¿Qué necesitas que vote? ¿Sí?». «Sí», le contesta. A continuación, la mujer estampa la X en la papeleta a favor de la anexión.
Otros testimonios señalan que en los referéndums están votando también soldados rusos reclutados para combatir en Ucrania.
Los referéndums, que no serán reconocidos internacionalmente, servirán al Kremlin para dar un disfraz de legitimidad a su anexión de los territorios que ha logrado ocupar en Ucrania.
Una vez formalizada la anexión, considerará las contraofensivas ucranianas como ataques de invasión contra el territorio ruso, lo que le permitirá al Kremlin escalar en el conflicto y movilizar todos los recursos que considere oportunos, incluido el empleo de armas nucleares, según advirtió el mismo Vladimir Putin.
Comentarios
tracking