08 de diciembre de 2022

Referéndum Cuba

Un hombre vota en La Habana en el referéndum sobre el nuevo Código de FamiliaAFP

Cuba vota sobre el matrimonio homosexual y la gestación subrogada en un referéndum sin espacio para el «no»

La dictadura castrista trata de legitimar el nuevo Código de Familias promovido por el gobierno. El presidente Díaz-Canel no tiene dudas sobre la victoria de «sí»

Los cubanos votan este domingo en el referéndum sobre el nuevo Código de Familias, aprobado por el gobierno de la dictadura castrista presidido por Miguel Díaz-Canel, que, de salir adelante, supondría un duro golpe para el concepto tradicional de familia.
El nuevo Código de Familias establece el reconocimiento del matrimonio igualitario, la adopción por parte de parejas del mismo sexo y la gestación subrogada, denominada con el eufemismo de «gestación solidaria».
El gobierno ha habilitado 24.000 colegios para el primer referéndum sobre una ley específica que se celebra en Cuba desde el triunfo de la revolución en 1959.
Según señala la agencia EFE, el resultado definitivo se difundirá cinco días después, será vinculante y requerirá de una mayoría simple: más del 50 %, ya sea a favor o en contra. Está previsto que la Comisión Electoral Nacional (CEN) avance resultados preliminares este lunes.
El gobierno, sin embargo, no tiene dudas sobre el resultado del referéndum. El presidente Miguel Díaz-Canel manifestó este domingo que la previsión es de un aplastante triunfo del «sí», aunque reconoció que también podría haber algún voto negativo a modo de «voto de castigo».
Según el dictador, los votos en contra del Código vendrán de personas que pueden «no tener nada contra el Código, sin embargo, asumen una posición de disgusto porque su situación en estos momentos es compleja; pero es también legítimo».
Antes de ser aprobado en julio de este año por la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), la versión 25 de la norma fue ampliamente consultada entre febrero y abril en 79.000 reuniones por barrios y municipios.
Este es el único proyecto que irá a referendo entre las 70 normas jurídicas actualizadas con la nueva Constitución, a diferencia de otras leyes como el Código Penal. Además, está publicado en la Gaceta Oficial desde el 22 de julio de este año.
Aunque los temas considerados más polémicos son el reconocimiento del matrimonio igualitario o la posibilidad de que parejas del mismo sexo puedan adoptar, el vasto paquete legislativo regula también la responsabilidad parental y la denominada gestación solidaria.
El Código de las Familias propuesto menciona la violencia de género, prohíbe el matrimonio infantil y ampara la comunicación entre los abuelos y nietos en caso de divorcio.
Abarca otros cambios en el contexto familiar como evitar que los agresores domésticos puedan pedir la custodia de sus hijos, el reparto de los bienes e incorpora a las madrastras y padrastros como tutores.
El Gobierno cubano y todo el aparato estatal han realizado una intensa campaña a favor del «sí» en medios oficiales y redes sociales.
No ha habido una campaña articulada en contra del texto, aunque opositores, activistas y algunas instituciones han abogado principalmente en redes por la abstención o el «no».
Comentarios
tracking