10 de diciembre de 2022

El presidente de Chechenia, Ramzan Kadyrov

El presidente de Chechenia, Ramzan KadyrovAFP

El presidente checheno anima a Putin a usar «armas nucleares de baja potencia» en Ucrania

Ramzan Kadyrov, el presidente de Chechenia, ha pedido a Vladimir Putin una escalada en los ataques a Ucrania ante los avances de sus tropas frente a las rusas

El presidente de la república rusa de Chechenia, Ramzan Kadyrov pidió este sábado a su homólogo ruso, Vladimir Putin, una escalada en los ataques contra las fuerzas ucranianas en respuesta a los avances logrados por las tropas de Zelenski. En concreto ha animado a Putin a usar armas nucleares de baja potencia: «Mi opinión personal es que hay que adoptar medidas más drásticas, desde la declaración de la ley marcial en la zona fronteriza al uso de armas nucleares de baja intensidad», publicó Kadyrov en su canal de Telegram.
Según el líder checheno las decisiones bélicas no deben estar apoyadas en «la comunidad occidental estadounidense» puesto que, a sus ojos, esa estrategia no da resultados: «Ya se ha hecho y ha ido en nuestra contra. Ayer fue un desfile en Izium, hoy una bandera en Lyman y ¿qué será mañana?». Además, el checheno responsabilizó de la reconquista este sábado de la ciudad de Limán, en la región ucraniana de Donetsk, al general Olexander Lapin. La región del Donetsk fue una de las zonas que Rusia se anexionó tras un referéndum que la comunidad internacional tacha de farsa. Según Kadyrov, Lapin envió a combatientes de la «República Popular de Lugansk» y otras unidades «sin las comunicaciones, suministros y munición necesarios».
También cargó contra el general Lapin por haber trasladado su cuartel general a Starobilsk, a 100 kilómetros de la tropa. «¿Cómo puedes dirigir a tus unidades estando a 150 kilómetros? Hoy hemos perdido una gran cantidad de territorio por la falta de una logística militar elemental», afirmó en el mensaje publicado en Telegram. «Si dependiera de mí degradaría a Lapin a soldado raso, le retiraría sus medallas y le enviaría al frente con una ametralladora en la mano para limpiar su vergüenza con sangre», afirmó Kadyrov en dicho mensaje.
El Kremlin gana en la batalla de la propaganda, pero no cesa de perder terreno en el campo de batalla. El Ejército ruso admitió haberse «retirado» de Limán, en el este de Ucrania. La huida de las tropas rusas vuelve a poner en evidencia el desastre de la llamada campaña u operación militar parcial de Putin.
Soldados ucranianos «entraron» hoy en la ciudad, un importante centro ferroviario al este de Ucrania, en la región de Donetsk, que Rusia anexionó el viernes, según el Ministerio de Defensa de Ucrania, informa AFP.
Comentarios
tracking