08 de diciembre de 2022

Central ucraniana Zaporiyia

Militares rusos vigilan la central nuclear de ZaporiyiaAFP

226 días de guerra en Ucrania

La ONU no reconoce la soberanía rusa sobre la central nuclear de Zaporiyia: «Es ucraniana»

El Organismo de la ONU para la Energía Atómica insiste en crear una zona de seguridad en torno a la central

Para el Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), la agencia de la ONU para la energía atómica, la planta nuclear de Zaporiyia, es de soberanía ucraniana, y las tropas rusas la ocupan ilegalmente.
Así lo señaló el director de la OIEA, Rafael Grossi, durante una rueda de prensa celebrada en Kiev, donde defendió que la central ucraniana está ocupada por Rusia y que su anexión el miércoles 5 de octubre no es legal.
Tras reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, señala EFE, el responsable máximo del Organismo Internacional de Energía Atómica destacó la complejidad del asunto en medio de una guerra.
«Para nosotros está claro, se trata de una instalación ucraniana, la propiedad es de Energoatom (la empresa pública nuclear de Ucrania), cualquier cambio es un asunto complejo. Vamos a conocerlo», dijo Grossi en referencia a unas consultas que mantendrá en Moscú en los próximos días.
«La impresión es que será una reunión en un nivel muy alto», dijo el director general sobre los encuentros que le esperan en Rusia.
El Ejército de Rusia ocupó la planta, la más grande de Europa y dotada con seis reactores, a comienzos de marzo pasado y la mantiene ocupada desde entonces.
El miércoles, el presidente ruso, Vladímir Putin, anunció la nacionalización de la central atómica, que hasta ahora es operada por el personal ucraniano.
Grossi propone desde hace semanas la creación de una zona de protección en torno a la planta para evitar un accidente nuclear, que sigue siendo «una posibilidad muy, muy clara».
«Estamos avanzado y progresando en mis consideraciones sobre la creación de una zona de protección. Estoy decidido a llevar esta discusión a un resultado positivo, voy a seguir», dijo el director general del OIEA, quien destacó que «muy pronto» volverá a Kiev, para reunirse con Zelenski.
Grossi destacó hoy que existen «indicios de que en el perímetro (de la planta) hay algunas minas, pero no dentro de la planta, absolutamente no».
Por parte, el director general dijo que «al día de hoy» el OIEA no tiene ningún indicio de que Moscú esté planeando desconectar la planta de la red eléctrica ucraniana para conectarla a la de Rusia.
El OIEA mantiene desde comienzos de septiembre a dos expertos estacionados en la planta para observar lo que sucede allí.
Según explicó Grossi, estos dos expertos serán sustituidos en las próximas semanas por un equipo nuevo, que estará formado por cuatro inspectores del OIEA.
«Somos una organización internacional y nos guiamos por el derecho internacional. Las anexiones no se aceptan según el derecho internacional ni por la Carta de la ONU ni otros instrumentos, esto está muy claro», dijo Grossi de forma tajante.
«Estamos aquí en un conflicto, queremos que la guerra se detenga. Nuestra posición es que esta instalación es una instalación ucraniana. No voy a hacer ningún comentario sobre los acontecimientos militares», concluyó el director del OIEA ante la prensa en Kiev.
Comentarios
tracking