Fundado en 1910

12 de julio de 2024

El presidente iraní Ebrahim Raisi (R) saludando al presidente de la Duma Estatal de la Federación Rusa Vyacheslav Volodin en Teherán, Irán

El presidente iraní, Ebrahim Raisi, y el presidente de la Duma Estatal rusa, Vyacheslav Volodin en Teherán, IránEFE

342 días de guerra en Ucrania

Rusia e Irán se alían para eludir las sanciones occidentales

La República Islámica anunció que ambos países han conectado sus sistemas bancarios para comercializar y realizar negocios fuera del sistema financiero Swift

Irán y Rusia han conectado sus sistemas bancarios, según ha anunciado un alto funcionario iraní. Una medida que permite a ambos países –sancionados por Occidente– comercializar y realizar negocios fuera del sistema financiero Swift, eludiendo así las sanciones económicas a las que están sometidos.

El cambio permite transferencias entre los dos países sin utilizar el sistema de pagos Swift con sede en Bélgica que conecta a los bancos a nivel mundial y, a menudo, utiliza a Estados Unidos como país intermediario. Irán se ha ido desconectando de este sistema de manera progresiva desde 2018, cuando se volvieron a imponer sanciones económicas a la República Islámica. Mientras que para Rusia ha supuesto una de sus prioridades desde que, a causa de la invasión de Ucrania, muchos bancos rusos fueron expulsados de la plataforma.

«Los bancos iraníes ya no necesitan usar SWIFT con los bancos rusos, que pueden ser para la apertura de cartas de crédito y transferencias o garantías», aseguró el vicegobernador del Banco Central de Irán, Mohsen Karimi, a la agencia de noticias oficial Fars. Según Karimi, alrededor de 800 bancos, incluidos 106 bancos no rusos, se conectarán al sistema iraní.

Desde el comienzo de la guerra de Ucrania, Teherán y Moscú han intentado construir nuevas asociaciones económicas y diplomáticas en otros lugares. La invasión rusa también ha afectado a la República Islámica, que ha hecho frente a la imposición de nuevas sanciones por el suministro de armas a Rusia, así como por la represión contra las protestas.

La inflación se ha disparado a más del 50 %, el nivel más alto en décadas. El desempleo juvenil sigue siendo alto, con más del 50 % de los iraníes por debajo del umbral de la pobreza, según informes del Centro de Estadísticas de Irán. La máxima autoridad de Irán, el líder supremo Ali Jomeini, reconoció que el régimen se enfrentaba a «un problema tangible de bienestar y medios de subsistencia» que no podía curarse sin crecimiento económico.

Este acuerdo con Rusia buscar dar un respiro a la mala situación financiera que sufre el país persa. La alianza entre ambos países se ha visto más que fortalecida desde la guerra de Ucrania. De hecho, el primer viaje de Vladimir Putin fuera de la antigua Unión Soviética desde que invadió Ucrania fue a Irán.

Vyacheslav Volodin , presidente de la Duma Estatal, la cámara baja del Parlamento ruso, también viajó a Teherán la semana pasada después de una serie de llamadas telefónicas entre Ebrahim Raisi, el presidente iraní, y su homólogo ruso.

Volodin explicó a los periodistas en una conferencia de prensa que las sanciones contra ambos países solo los unirían más en su búsqueda de un nuevo orden mundial lejos de la hegemonía occidental.

Comentarios
tracking