Fundado en 1910

24 de junio de 2024

Un militar ucraniano de la unidad de artillería de la 80.ª Brigada de Asalto Aéreo camina cerca de Bajmut

Un militar ucraniano de la unidad de artillería de la 80.ª Brigada de Asalto Aéreo camina cerca de BajmutAFP

356 días de guerra en Ucrania

Ucrania dinamita un puente de Bajmul y los Wagner se preparan para el asalto final

Putin confía en conquistar la ciudad antes del primer aniversario de la invasión

La batalla por Bajmut se recrudece y Ucrania parece tener todas las de perder. Al menos, eso es lo que sugieren los indicios y advierten los expertos internacionales.

El Ejército de Zelenski hizo saltar por los aires un puente que comunicaba la ciudad de Bajmut con la de Kostiantínivka, que se encuentra bajo control de Ucrania. El objetivo sería retrasar el avance de los mercenarios Wagner más que el de las tropas rusas, rezagadas en este frente del este. La decisión se interpreta como un aviso de retirada de su ejército aunque el gobierno se resiste a reconocerlo.

La conquista de esta emblemática plaza supondría un balón de oxígeno para Vladimir Putin que cosecha derrota tras derrota en su Operación Militar Especial, eufemismo con el que insiste en referirse a la guerra desatada por su exclusiva decisión.

Seis meses de combate

El ejército ruso lleva seis meses protagonizando intensos combates en este enclave oriental. La ofensiva se ha intensificado en los últimas días, especialmente después de que Zelenski burlará las tropas rusas y viajará sin contra tiempos a Londres, París y Bruselas.

John Kirby, portavoz de la Casa Blanca, reconoció que las fuerzas rusas han recuperado terreno y vitalidad en los últimos días en su objetivo de conquistar Bajmut. La estrategia que sigue el ejercito ruso, según EE.UU. ahora es avanzar con la infantería.

Combates cuerpo a cuerpo

Serhiy Cherevaty, portavoz de Ucrania que cita el diario The Guardian, declaró que Rusia había cambiado la estrategia y ahora buscaba los combates cuerpo a cuerpo y evitaba poner en riesgo sus maltrechos blindados. De este modo, avanzaba con reducidos grupos tácticos y forzaba a los ucranianos a la lucha sobre el terreno. «En Bajmut prefieren depender de la mano de obra que de los carros de combate», resumió.

Desde junio se registran enfrentamientos en lo que parece convertirse en la batalla más sangrienta de la guerra. Las imágenes en las redes sociales, así como las informaciones difundidas por diferentes fuentes internacionales advierten que las bajas ucranianas se han multiplicado en esta batalla. En especial desde el pasad mes de octubre que el Kremlin decidió movilizar, por las buena so por las malas, a decenas de miles de hombres

Comentarios
tracking