Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

Submarino de EE.UU. en Australia

Submarino de EE.UU. en Australiatwitter.com/INDOPACOM

La alianza AUKUS permitirá a EE.UU. construir una potente red logística en el Indopacífico

La alianza política militar con Australia y Reino Unido es la punta de lanza de una red más amplia de aliados que brindarán apoyo logístico para atracar, repostar o reparar los submarinos de EE.UU.

a miles de kilómetros de distancia de sus costas, los buques, portaviones y sobre todo submarinos de los Estados Unidos requieren un soporte logístico inmenso para mantenerse operativos en el Indopacífico.
Washington confía en que los fuertes lazos con sus aliados en la región le proveerán el soporte necesario para mantener su alta disposición para el combate. El AUKUS, la alianza política militar firmada con Australia y Reino Unido, es la punta de lanza de una red más amplia de aliados que le brindarán apoyo logístico para atracar, repostar o reparar sus submarinos y demás medios navales.
«La mayoría de la gente realmente no puede comprender cuán grande es realmente el Océano Pacífico. Vivir y trabajar aquí durante todo el año y en todas las condiciones climáticas, requiere un tremendo apoyo logístico», señaló el Capitán Justin Harts, comodoro adjunto del escuadrón de destructores del comando del Indopacífico de EE.UU.
Harts recuerda en una publicación de la Armada estadounidense que «un barco de suministro australiano trae millones de galones de combustible y alimentos... Estar tan increíblemente bien integrado con nuestros aliados y socios garantiza que podamos cumplir mejor nuestra misión».
La alianza AUKUS permitirá a los tres países miembros construir una red de apoyo logístico

La alianza AUKUS permitirá a los tres países miembros construir una red de apoyo logístico

La Armada de Estados Unidos, con la flota de submarinos más grande del mundo, tendrá acceso a mediano y largo plazo a al menos cinco nuevas bases en Australia, fundamentales para la interoperabilidad de la alianza.
El fortalecimiento de los acuerdos de seguridad colectiva en Asia tiene como objetivo final disuadir al régimen de Pekín, al igual que la OTAN disuade a Rusia en Europa. Sin embargo, es poco probable que la estructura de este entramado de alianzas refleje con precisión a la Alianza Atlántica.
De acuerdo con la opinión de Gedeon Rachman en Financial Times, «en lugar de una sola alianza, estamos presenciando una malla y una mejora de los lazos existentes creando una red de poderes comprometidos a evitar que la región caiga bajo el dominio de Pekín».
De hecho, la membresía potencial de esa red va más allá de los firmantes del AUKUS ampliándose a Japón, Canadá, Corea del Sur e India entre otros.
«La importancia de esta cooperación va mucho más allá de los ejercicios navales y las ventas de submarinos. Los tres países involucrados en AUKUS trabajarán juntos en tecnologías estratégicas, como la computación cuántica y la inteligencia artificial. India y Japón también tienen mucho que aportar en esas áreas» agrega Rachman.
Comentarios
tracking