Fundado en 1910

17 de abril de 2024

montaje nord stream

montaje nord stream

397 días de guerra en Ucrania

Rusia fracasa en su intento de abrir una investigación en la ONU sobre el sabotaje al Nord Stream

Varios miembros del Consejo de Seguridad rechazaron abrir una investigación internacional, porque confían en los tres países que realizan las investigaciones: Suecia, Alemania y Dinamarca

El Consejo de Seguridad de la ONU rechazó el lunes una resolución rusa que reclamaba la creación de una «comisión de investigación internacional independiente» sobre el sabotaje a los gasoductos submarinos Nord Stream en septiembre pasado.
El texto recibió tres votos a favor (Rusia, China y Brasil) y los doce restantes se abstuvieron. La resolución rusa estaba copatrocinada por China y por países no miembros del Consejo como Bielorrusia, Corea del Norte, Eritrea, Nicaragua, Venezuela y Siria.
Pedían al secretario general de la ONU la creación de dicha comisión para «realizar una investigación internacional exhaustiva, transparente e imparcial sobre todos los aspectos del sabotaje de los gasoductos Nord Stream 1 y 2, así como la identificación de los autores, los ordenantes, organizadores y cómplices».
Rusia considera que ha sido «apartada» de las investigaciones realizadas por Suecia, Alemania y Dinamarca, países fronterizos, del sabotaje del 26 de septiembre pasado, cuando las explosiones submarinas contra las tuberías que transportaban gas ruso a Europa fueron destruidas.

«Esconder pruebas y limpiar la escena»

«Tenemos importantes dudas muy fundadas sobre la objetividad y la transparencia de las investigaciones nacionales realizadas por algunos Estados europeos», dijo el lunes el embajador ruso ante la ONU, Vassili Nebenzia.
Nebenzia también manifestó sus «sospechas» de acciones realizadas bajo la cobertura de las investigaciones para «esconder pruebas y limpiar la escena del crimen».
«Yo creo que después de la votación de hoy, las sospechas sobre quién está detrás del sabotaje de Nord Stream son evidentes», agregó Vassili.
Varios miembros del Consejo rechazaron la idea de una investigación internacional, porque, aseguraron, confían en los tres países que realizan las investigaciones, y porque consideran que Rusia trata de desviar la atención sobre la invasión de Ucrania.
Esta resolución era «un intento de desacreditar las investigaciones nacionales (...) y empañar sus futuras conclusiones si estas no corresponden con la narrativa política predeterminada de Rusia», dijo el embajador adjunto de Estados Unidos, Robert Wood.
Además, Wood rechazó «categóricamente las acusaciones infundadas de Rusia» contra Estados Unidos.
Una versión anterior del texto subrayaba que los sabotajes ocurrieron tras «repetidas amenazas contra Nord Stream» por Estados Unidos. Una referencia que no estaba en el texto votado de este lunes.
Casi medio año después de las explosiones que afectaron los gasoductos Nord Stream 1 y 2, todavía es un misterio quién estuvo detrás del ataque.
En un artículo reciente, el periodista estadounidense de investigación Seymour Hersh escribió que buzos de la marina estadounidense, ayudados por Noruega, habrían colocado en junio los explosivos que detonaron tres meses más tarde.
Washington tildó estas informaciones de «totalmente falsas».
Por su parte, el New York Times aseguró que había sido un «grupo proucraniano» contrarios al presidente ruso Vladimir Putin, según informaciones de la inteligencia estadounidense.
Kiev desmintió las acusaciones y Moscú las calificó «de operación mediática coordinada».
Comentarios
tracking