Fundado en 1910

21 de julio de 2024

Rodica Radian-Gordon, embajadora de Israel en España

Rodica Radian-Gordon, embajadora de Israel en EspañaThorun Piñeiro

Israel en estado de guerra

Rodica Radian-Gordon: «Hemos pasado página del incidente» con el Gobierno de Sánchez

La embajadora de Israel recuerda que en los ataques del 7 de octubre participaron «trabajadores palestinos» de los Kibutz y hasta «discapacitados» en saqueos. Ahora, la prioridad ahora es: «Acabar con Hamás» para siempre

Rodica Radian-Gordon, embajadora de Israel, asegura que «ha pasado página» del «incidente» con el Gobierno de Pedro Sánchez y el cruce ríspido de comunicados. «Lo que tuvimos que decir, lo dijimos», asegura antes de insistir: «Lo que teníamos que decir de las declaraciones de otros ministros ya lo dijimos».

Sin olvidar su interés en quedarse al margen del «uso político en España» de este episodio, da por buenas las palabras de Sánchez y Albares de que «la posición de España la marcan el presidente y el ministro de Asuntos Exteriores.»

Dicho esto, preguntada directamente sobre la afirmación de Pedro Sánchez de que la solución sería el reconocimiento del Estado de Palestina, advierte. «Ahora, es demasiado temprano para tratar como una solución el reconocimiento de dos estados. Quizás van a cambiar muchas cosas después de esta guerra. No lo sabemos. Será entonces cuando habrá que ver qué escenario tenemos».

Pero, añade, «la misma fórmula que tuvimos hasta ahora de ronda tras ronda de violencia, hay que cambiarla, esa situación hay que modificarla». Dicho de otro modo, la prioridad es : «Erradicar a Hamás de la zona».

Cada terrorista sabía exactamente dónde tenía que ir y lo que tenía que hacer

En conexión con un grupo reducido de periodistas, entre los que se encontraba El Debate, Radica-Gordon reconoce: «Los rehenes es uno de los problemas más graves que tenemos sobre la mesa en Israel. Hay unos 200 secuestrados y la mayoría son civiles».

Al hilo de este problema recuerda que «Hamás tuvo órdenes precisas, exactas para atacar con precisión y de acuerdo a las características de cada kibutz, de cada pueblo. Cada terrorista sabía exactamente dónde tenía que ir y lo que tenía que hacer. Les dieron órdenes por escrito para capturar rehenes, secuestrar, asesinar… Actuar de forma extrema».

Todo ha sido realizado con mucha premeditaciónRodica Radian-GordonEmbajadora de Israel en España

La representante del Estado de Israel en España menciona la documentación incautada a los miembros de Hamás que tenía fecha de octubre de 2022 y aclara que esas debieron ser «las últimas instrucciones, la última versión porque todo ha sido realizado con mucha premeditación, incluido la toma de rehenes y el asesinato de civiles».

Hay hasta 20 o más nacionalidades de rehenes. El más joven tiene nueve meses y el mayor 85 años

«Entre los secuestrados hay muchos con doble ciudadanía. Hay hasta 20 o más nacionalidades de rehenes. Los esfuerzos para rescatarlos, para recuperarlos, se hacen de forma conjunta» con los gobiernos y los familiares aunque, matiza, «no puedo dar más detalles porque ni yo los conozco». Dicho esto, informa que «muchos están enfermos. El más joven tiene nueve meses y el mayor 85 años. Todos necesitan ayuda y medicamentos».

Los informantes palestinos

En ese contexto afirma que «los trabajadores de la Franja de Gaza que había sido contratados por los israelíes, con sueldos mucho mejores de los que se pagan al otro lado del territorio, fueron fuentes de información claves para los territorios. Eso ha hecho perder la confianza total en una población a la que se intentaba ayudar».

«Las cámaras funcionaban y se aprecia cómo algunos de esos trabajadores, incluso discapacitados, forman parte de los comandos que entran y hasta saquean las viviendas».

El pacto de confianza se ha rotoRodica Radian-GordonEmbajadora de Israel en España

«El pacto de confianza», como se refiere la embajadora a la sensación de seguridad que tenían los israelíes, «se ha roto», admite. Recuperarlo va a ser una misión compleja. Por eso, aclara que la contraofensiva y las condiciones de convivencia con los vecinos palestinos se va a desarrollar sobre pilares diferentes a los conocidos hasta ahora.

Preguntada por las condiciones humanitarias y los cortes de energía y agua que sufre la Franja de Gaza al cerrar el suministros desde Israel, la embajadora aclaró que «no dependen únicamente de Israel, ni el 50 ni siquiera el 20 %, ellos tienen sus propios sistemas energéticos» y recuerda que en las últimas horas «se han apropiado de generadores y otros sistemas de la ONU y de ONG para uso particular y no para beneficio de la población».

Imagen distorsionada de Israel

Consciente de las manipulaciones que ofrecen una imagen de Israel sin escrúpulos, observa: «Estamos en una lucha de información y desinformación constante, una lucha psicológica sobre la narrativa», comenta antes de reconocer que hay una tendencia a «echar toda la culpa a Israel… Hay un uso cínico» en el modo de contar la realidad.

«La gente está en shock con lo que ha pasado», repite, «el trauma» admite que ha sido brutal y la respuesta deberá «garantizar que la zona está segura. Eso significa que no habrá ninguna posibilidad de otro ataque». Para lograrlo no duda al advertir que «Hamás no puede existir, no puede haber una la política de Hamás en Gaza ni tener la posibilidad de gobernar».

La contra ofensiva

Interrogado sobre la fecha de la contra ofensiva tras el anuncio original del primer ministro Benjamin Netanyahu que dio 48 horas a la población de la Franja de Gaza para evacuar y que luego postergó. «No se cuándo empezará exactamente. Con las visitas de alto rango de los últimos días y la presencia del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no parece que ahora sea el momento idóneo, pero no sé cuales son los planes concretos del Ejército».

Otra cuestión sobrevuela. ¿Quién pagara la factura de esta falta de seguridad?

Asumir responsabilidades

«No se puede negar la realidad y el jefe del Ejército y de Inteligencia han asumido ya su responsabilidad. Ahora, cómo se va traducir esto en las urnas, no se lo puedo decir».

El Gobierno de coalición de Benjamin Netanyahu es al que miran todos, incluido el actual gabinete de unidad nacional con el resto de los partidos.

«Hamás no es solamente una amenaza contra de Israel, lo es también para Egipto y Jordania, porque no podemos olvidar que es una escisión de los Hermanos Musulmanes… Los regímenes árabes están muy muy nerviosos por lo que puede pasar en sus periferias».

«La Unión Europea–-celebra– ha entendido que esta lucha va más allá de Israel, buscan la confusión y desestabilizar a todas las sociedades abiertas y libres. Son un peligro.»

Comentarios
tracking