Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Luis Caputo

El nuevo ministro argentino de Economía, Luis CaputoAFP

Así son las 10 medidas de choque económico con las que Milei quiere sacar a Argentina de la ruina

El ministro de Economía, Luis Caputo, anunció fuertes medidas contra la inflación, pero advirtió que aún quedan meses duros

El gobierno de Javier Milei –en concreto su ministro de Economía, Luis Caputo– ha sacado la motosierra un día después de asumir la presidencia de Argentina y se dispone ha recortar drásticamente el gasto público y adelgazar la elefantiásica administración del Estado.

Caputo presentó su anunciado plan de choque económico para sacar a Argentina de la ruina económica y del pozo inflacionista en el que se encuentra y reconstruir la economía del país.

El ministro de Economía, en un mensaje de vídeo grabado, presentó diez medidas para ejecutar un fuerte ajuste con la devaluación del peso como medida estrella.

Según lo anunciado por Caputo, con el objetivo de incentivar la producción, 1 dólar pasará a valer 800 pesos en Argentina.

El objetivo será, en palabras del mismo Luis Caputo, «neutralizar la crisis y lograr estabilizar las variables económicas» y «volver a ser ese gran país que hace cien años el mundo entero tanto admiraba».

No obstante, advirtió que aún quedan meses de subidas de precios desbocados debido a la inflación oculta por el parcheo de los gobiernos peronistas.

Las 10 medidas económicas

A continuación, las medidas textuales anunciadas por el ministro argentino de Economía:

1-No se renuevan los contratos laborales del Estado que tengan menos de un año de vigencia. Una práctica habitual en la política era la de incorporar miles de familiares y amigos antes de un cambio de gobierno para mantener sus privilegios.

2-Se decreta la suspensión de la pauta (publicidad) de gobierno nacional por un año. Durante el 2023 entre presidencia y los ministerios se gastaron 34.000 millones de pesos en pauta. No hay plata para gastos que no sean estrictamente necesarios y mucho menos para sostener con palta de los contribuyentes medios que se crean solo para alabar las virtudes de los gobiernos de turno.

3-Conforme a la Ley de Ministerios decretada por el presidente, los ministerios se reducirán de 18 a 9 y las secretarias de 106 a 54. Esto va a redundar en una reducción de más del 50 % de los cargos jerárquicos de la función pública y del 34 % de los cargos políticos totales del Estado nacional.

4-Vamos a reducir al mínimo las transferencias discrecionales del Estado nacional a las provincias, recursos que lamentablemente, en nuestra trayectoria reciente se han usado como moneda de cambio para intercambiar favores políticos.

5-El Estado nacional no va a licitar más obra pública nueva y va a cancelar las licitaciones aprobadas cuyo desarrollo aún no haya comenzado. Como dije antes, no hay plata para pagar más obra pública que, como todos sabemos, muchas veces acaba en los bolsillos de los políticos y de los empresarios. La obra pública ha sido siempre uno de los principales focos de corrupción del Estado y con nosotros eso se termina. Las obras de infraestructura en Argentina serán realizadas por el sector privado ya que el Estado no tiene ya plata ni financiamiento para llevarlas a cabo.

6-Vamos a reducir subsidios a la energía y al transporte. Hoy el Estado sostiene artificialmente precios bajísimos en tarifas energéticas y transporte a través de subsidios. La política siempre lo ha hecho porque, de esa manera, engañan a la gente haciéndoles creer que les ponen plata en los bolsillos, pero como todos los argentinos ya se habrán dado cuenta, estos subsidios no son gratis, sino que se pagan con inflación. Lo te regalan en el precio del boleto te lo cobran con los aumentos en el supermercado, y son los pobres los que, finalmente, terminan financiando a los ricos. Adicionalmente, los subsidios al transporte en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires) son un acto de profunda discriminación con las provincias del interior. Vamos a terminar con esta discriminación.

7-Vamos a mantener los planes para potenciar trabajo de acuerdo con lo establecido en el presupuesto del año 2023, y vamos, sobre todo, a fortalecer las políticas sociales que son recibidas directamente por quienes la necesitan, esto es, sin intermediarios, como la asignación universal por hijo y la tarjeta alimentaria.

9-Reemplazaremos el sistema de importaciones SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) por un sistema estadístico y de información de importaciones que non requerirá de la aprobación previa de licencias. Se termina así la discrecionalidad y se garantiza la transparencia del proceso de aprobación de las importaciones. Es decir, el que quiera importar podrá hacerlo y punto.

10-Duplicar el plan de asignación universal por hijo y aumentar en un 50 % la tarjeta alimentaria.

Comentarios
tracking