Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

Andrej Plenkovic, primer ministro de Croacia y líder del HDZ

Andrej Plenkovic, primer ministro de Croacia y líder del HDZAFP

Los conservadores ganan las elecciones legislativas de Croacia y buscarán formar un Gobierno estable

Desde 2020 la Unión Democrática Croata (HDZ) ha gobernado en coalición con una formación liberal y el apoyo de los diputados de las minorías

El HDZ, la formación conservadora del primer ministro Andrej Plenkovic, ganó con claridad las elecciones legislativas en Croacia al sumar 58 escaños, ocho menos que en 2020, según el sondeo a pie de urna de la televisión Nova.
En segundo lugar se sitúa la coalición «Ríos de justicia», centrada en el socialdemócrata SDP, con 44 escaños, también insuficientes para alcanzar una mayoría en el Parlamento de 151 diputados.
El partido nacionalista de derechas Movimiento Patriótico quedó en tercer lugar con 13 escaños y su apoyo puede ser determinante para formar Gobierno, al igual que los 11 diputados del ecologista Mozemo (Podemos) y los 9 de los liberales de Most (Puente).
Desde 2020 los conservadores han gobernado en coalición con una formación liberal y el apoyo de los diputados de las minorías, pero la pérdida de 8 escaños del HDZ -según esta proyección- hace que se requieran más apoyos.
Las acusaciones de corrupción contra la formación de Plenkovic, que llevó a la dimisión de varios ministros esta legislatura, hace que la búsqueda de socios sea difícil, pero crear una alternativa en torno a los socialdemócratas también se prevé complicado.
Branko Bacic, viceprimer ministro de Gobierno y número dos en la Unión Democrática Croata (HDZ), se mostró satisfecho con el resultado de los sondeos y esperan que el recuento oficial les otorgue 60 escaños.
«Creo que podremos componer un Gobierno estable», auguró Bacic en la televisión N1.
Los resultados de las encuestas a pie de urna -los oficiales se esperan a partir de esta noche- vaticinan unas largas negociaciones para buscar una mayoría parlamentaria y ya hay analistas que no descartan una posible repetición electoral.
La campaña electoral ha estado marcada por un duelo entre dos figuras antagónicas: el primer ministro Plenkovic, y el presidente populista Zoran Milanovic, que hizo campaña por los socialdemócratas y quiere liderar el ejecutivo si cuenta con una mayoría parlamentaria.

Estabilidad y continuidad

Plenkovic, que ha liderado el Gobierno desde 2016, hizo una campaña centrada en la estabilidad y en logros como la entrada de Croacia en la zona del euro y el espacio Schengen.
Sin embargo, su partido, que ha gobernado en 25 de los 33 años desde la independencia de Croacia, se ha visto salpicado por escándalos de corrupción, lo que ha erosionado su credibilidad.
A pesar de esto, Plenkovic ha prometido continuar con una agenda de reformas y estabilidad, con Croacia claramente anclada a la UE y a la OTAN, en un contexto geopolítico lleno de desafíos.

Un candidato «inconstitucional»

Milanovic, que viró desde la pandemia de posiciones socialdemócratas convencionales hacía mensajes populistas, nacionalistas y euroescépticos, desafió al Tribunal Constitucional al participar en la contienda electoral sin renunciar a su cargo presidencial, algo que la corte declaró inconstitucional.
El Constitucional le advirtió de que el cargo de jefe del Estado, un puesto prestigioso pero más bien ceremonial en la democracia parlamentaria croata, es incompatible con participar de forma activa en una campaña electoral.
Milanovic centró sus críticas en la corrupción del HDZ y la influencia de lo que él considera poderes corruptos dentro del estado, con lo que justificó ignorar abiertamente la decisión judicial que vetaba su participación en la campaña.
El presidente, una figura popular pero también muy polarizadora, ha criticado el envío de armas a Ucrania para defenderse de la agresión rusa al considerar que alarga el conflicto.
Plenkovic, al acudir a votar, aseguró que Croacia necesita que se «respete la constitución», y que para gobernar se requiere de «personas serias y responsables», y prometió mantener la orientación euroatlántica del país.
Comentarios
tracking