07 de diciembre de 2022

El presidente peruano, Pedro Castillo, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el subsecretario de la OEA, Néstor Méndez

El presidente peruano, Pedro Castillo y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro en LimaEFE

El Debate en América

¿Hacia dónde va Iberoamérica?

La izquierda dura ha tomado el control de la región y cómo está comprobado la igualdad sin productividad está condenada al fracaso

De norte a sur vemos a México gobernado por un populista, anti hispano y anti Estados Unidos. AMLO (como se conoce al presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador) sigue cada día contando historias y promoviendo uniones y acuerdos con las dictaduras de la región.
Cuba es la más estable. Ya lleva 63 años de dictadura y no se perciben cambios. Leer el periódico oficialista Granma da una idea de un país que se quedó en el pasado y que no tiene futuro. La represión interna es brutal y el pueblo cubano ya perdió la esperanza.
Venezuela continúa en caída libre, con un dictador que ahora intenta recuperar terreno con los países desarrollados. Se paseó por la cumbre climática dando cátedra, desde la visión de una decadente Venezuela.
Maduro aprovecha la debilidad de Guaidó tras el abandono que ha sufrido de parte de las grandes potencias y una oposición venezolana muy desunida.
Colombia enfrenta serios problemas con creciente criminalidad y con un presidente nuevo que empieza a perder popularidad. Petro cree que los recursos caen del cielo y promete igualdad y bienestar.
Perú en un total caos en el Gobierno. Pedro Castillo se ocupa de defenderse más que de gobernar. Es posible que caiga pronto, pues su apoyo interno es cada vez menor.
Bolivia envuelta en protestas crecientes que demuestran que hay «dos Bolivias», la de La Paz y la de Santa Cruz.
Argentina es el perfecto ejemplo de la corrupción gubernamental instituida. ¿Cómo explicar que Cristina siga siendo vicepresidenta de la Nación, cuando todos saben en dicho país que ella robó deliberadamente?
Las pruebas son irrefutables. El presidente Fernández intenta apoyarse en Lula de Brasil para hacer causa común. Lo más probable es que el próximo gobierno sea de la actual oposición. Hay 4 posibles para ser candidato opositor.
Brasil dividido, tras una elección muy ajustada y con una fragmentación de partidos que hace muy difícil gobernar. La polarización es muy fuerte y no son descartables enfrentamientos tras la asunción de Lula da Silva, que además está cansado, viejo y sin nuevas ideas.
Finalmente, Chile en grave crisis de seguridad interna, con miles de inmigrantes que matan, trafican drogas y se infiltran en todos los eslabones de la sociedad.
El presidente Boric, empieza a reconocer que en Chile hay terrorismo. El gobierno tiene un apoyo de 25 %, el país no crece y se anticipan años muy difíciles para un país que algún día fue llamado «la estrella de América Latina».
El resumen no es muy optimista, pues la izquierda dura ha tomado el control de la región y cómo está comprobado que quienes ofrecen igualdad sin productividad están condenados al fracaso, tendremos un largo tiempo de inestabilidad.
En ese entorno complejo, China toma posiciones en energía, recursos naturales y comercio, siempre con visión a largo plazo.
Simultáneamente Estados Unidos ocupado en sus luchas internas, pierde protagonismo en una región que fue su aliada, pero que hoy parece más lejana que nunca.
  • Andrés Montero es columnista, autor y empresario chileno
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking