07 de diciembre de 2022

Gabriel Boric durante un acto en México

El presidente chileno, Gabriel Boric, durante un acto en la embajada mexicana de ChileEFE

EL Debate en América

Un Boric realista amaga con iniciar un cambio de rumbo hacia la moderación

Aparentemente, Boric quiere emular lo hecho por Ricardo Lagos, ex presidente socialista, quién terminó ganándose el respeto de gran parte de la ciudadanía

El presidente chileno, Gabriel Boric, asistió el día 26 de octubre al evento anual de los empresarios chilenos congregados por la SOFOFA –Sociedad de Fomento Fabril–, entidad gremial más que centenaria que aglutina a los industriales chilenos.
Manifestó no estar de acuerdo con algunos acápites del tratado, pero declaró que respetaría la decisión del Congreso Nacional.
Boric, hizo alusión a los símbolos patrios, a la bandera y a la historia de Chile, recordando a los próceres chilenos Bernardo O´higgins y José Miguel Carrera.
En su alocución, apoyó decididamente el rol de Carabineros de Chile, como responsables del orden público. El discurso de Boric fue interrumpido, no pocas veces, por aplausos moderados, pero inesperados de los asistentes.
Se hizo acompañar de varios miembros de su gabinete, incluyendo al Ministro de Hacienda Mario Marcel y la Ministra del Trabajo Jeannette Jara.
Boric mencionó la importancia de las instituciones, las que debían ser respetadas, incluyendo la figura del presidente, quien ha sido criticado en algunas ocasiones recientes.
Defendió la opción que tienen las personas a cambiar de opinión, lo que dice, no ha sido entendido por miembros de su propia coalición. Resaltó las potencialidades de Chile y como el país había crecido, al amparo de gobiernos democráticos en las últimas décadas.
En la audiencia hubo alegrías, pero también mucho escepticismo, toda vez que el discurso del joven presidente resulta contradictorio con lo obrado por su gobierno en los primeros 6 meses.
Se extrañó que se ignorara la crisis de la «Araucanía», donde terroristas asolan los campos del sur de Chile, como también la falta de comentarios respecto a la inmigración ilegal, que tiene lugar en el norte del país, principalmente de venezolanos de muy bajo nivel profesional y con historial delictivo grave.

Una nueva Constitución, tras el rechazo al proyecto constitucional reciente en el plebiscito de salida, solo asoma en la prioridad número 10 para los chilenos

De acuerdo a las encuestas de opinión pública, el principal problema que aflige hoy a los chilenos es la delincuencia y el narcotráfico, que van acompañados del fenómeno de inmigración ilegal gatillado en el gobierno de la ex presidenta Bachelet y no controlado eficientemente después, por el Gobierno de Sebastián Piñera.
Una nueva Constitución, tras el rechazo al proyecto constitucional reciente en el plebiscito de salida, solo asoma en la prioridad número 10 para los chilenos.
Boric hizo un llamado al diálogo respetuoso y agradeció el tono del discurso del presidente de la SOFOFA, Richard Von Appen, quien manifestó que lo razonable es que el Congreso Nacional, sea la institución que redacte la nueva Constitución.

Las predicciones de la economía chilena son muy malas para los próximos 18 meses y anticipa fuertes presiones sociales de la izquierda dura y de los jóvenes impacientes que empiezan a llamar traidor a Boric

Las predicciones de la economía chilena son muy malas para los próximos 18 meses, lo que anticipa fuertes presiones sociales de la izquierda dura y de los jóvenes impacientes que empiezan a llamar traidor a Boric, por alejarse de posturas radicales defendidas por el mismo en sus años de dirigente estudiantil y de joven diputado.
Uno de los principales problemas que tiene el presidente Boric, es la calidad de sus equipos humanos. Es evidente que no contaba con profesionales de alto nivel, para llevar adelante los planes de gobierno a través de todo el territorio.
Es una realidad que en muchas provincias los delegados presidenciales, tienen como principal ventaja, ser compañeros de ideología, mas no las competencias para ejercer cargos importantes.
Todavía Boric no designa embajadores claves en países relevantes como Colombia, Brasil o México. Como ya lo han dicho muchos, Chile requiere mejor ejecución del gasto fiscal, más que mayor recaudación.
La opinión pública está expectante para verificar cual será el rol que asumirá en los próximos días el Partido Comunista chileno, que es parte de la coalición gobernante y que ciertamente ha visto con recelos el discurso de Boric ante los empresarios.
Algunos perciben que Boric está intentado ganarse el respeto de una ciudadanía que hasta ahora lo ve como un joven idealista sin muchos conocimientos, aunque con buena oratoria.
Aparentemente, Boric quiere emular lo obrado por Ricardo Lagos, ex presidente socialista, quién terminó ganándose el respeto de gran parte de la ciudadanía.
  • Andrés Montero es columnista, autor y empresario chileno
Comentarios

Más de El Debate en América

tracking