06 de febrero de 2023

Dos niñas del colegio de San Ildefonso cantando el primer premio en 2021

Dos niñas del colegio de San Ildefonso cantando el primer premio en 2021EFE

Lotería Navidad 2022

Así son elegidos los Niños de San Ildefonso que cantan en la Lotería de Navidad

Los niños de la Residencia-Internado de San Ildefonos de Madrid se presentan voluntarios para dar voz a la Lotería de Navidad, pero deben pasar una serie de pruebas para ser elegidos

Queda menos de un mes para la celebración del sorteo más esperado del año: el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. El próximo 22 de diciembre, los españoles despertarán con las voces de los niños de San Ildefonso, dispuestos a repartir esperanza, alegría e ilusión a todas las familias de nuestro país.
Los niños de San Ildefonso se han convertido, con el paso de los años, en una de las imágenes más recurrentes de la Lotería de Navidad. La tradición de que estos jóvenes sean los encargados de cantar los números agraciados se remonta a 1771, cuando Diego López, el primer niño del Colegio San Ildefonso, cantó el número premiado de un sorteo de Loterías.
Y es que, el Colegio de San Ildefonso, ubicado en Madrid, actualmente residencia e internado, comenzó siendo un orfanato. Se fundó en la época de los Reyes Católicos y fue con Carlos III cuando los niños que allí vivían comenzaron a cantar los sorteos. En 1812 empezaría el mismo formato que ha llegado hasta nuestros días.
¿Y cómo son elegidos los niños que cantan al Lotería de Navidad?

Cantar en la Lotería de Navidad es voluntario

Los niños que desean participar en el evento de la Lotería de Navidad se presentan voluntarios para ello. No obstante, solo aquellos que cumplen con una serie de requisitos son escogidos finalmente para cantar los números agraciados.
Según explicó la directora de la residencia, Charo Rodríguez, el pasado año a Europa Press, los niños y niñas escogidos tienen un buen timbre de voz, proyección, pronunciación clara, altura suficiente y, aproximadamente, ocho años de edad.
Durante el mes de octubre los estudiantes dedican una hora a la semana, repartida en media hora en dos días, a ensayar todo lo que tendrán que hacer en el sorteo que tendrá lugar el 22 de diciembre en el Teatro Real, incluyendo cualquier situación poco cómoda que pueda producirse (como que se caiga una bola, por ejemplo). También organizan las parejas atendiendo a las voces. Estas deben empastar, combinar bien.
El 21 de diciembre tiene lugar el ensayo general, donde ultiman los detalles para perfeccionarlo todo de cara al gran día.
Comentarios
tracking