25 de junio de 2022

Comprobación de la centralita a través del OBD

La nueva ITV incluye comprobación del historial almacenado en la centralita

Motor

Qué es el test OBD y cómo es el nuevo procedimiento para pasar la ITV

Finalizado el protocolo covid, las ITV introducen novedades de importancia tanto en las pruebas realizadas como en el propio procedimiento

En 2019 la pandemia de COVID trajo consigo miles de cambios en nuestra vida cotidiana. Más allá de las mascarillas o el gel de manos, acciones diarias como ir a comprar a un supermercado o pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) cambió por completo.
Hasta aquel momento los inspectores de la ITV estaban obligados a entrar a nuestro coche para verificar determinados elementos. De hecho, nosotros éramos invitados a permanecer en una zona alejada del propio vehículo mientras el operario llevaba a cabo todas las pruebas y verificaciones necesarias.

El operario no podía acceder al vehículo

Cuando se reabrieron los centros de inspección tras el confinamiento, lo hicieron con un nuevo protocolo que establecía que el operario no accedería al interior del coche. Sería el propietario quien llevaría a cabo diferentes maniobras y verificaciones siguiendo las instrucciones del mecánico del centro.
Esto obligó a modificar algunas pruebas y a eliminar otras, como conectar el coche a través del puerto OBD para verificar los gases contaminantes por la complejidad que supone para el propietario.
Conexión al coche a través del puerto OBD

Conexión al coche a través del puerto OBD

Pues bien, en menos de una semana todo esto va a volver a su ser. De nuevo, será el inspector de la ITV quien se haga cargo de nuestro automóvil y lleve a cabo todas las pruebas y comprobaciones pertinentes.

El inspector entra al coche

Esto va a permitir retomar dos pruebas que no se estaban llevando a cabo. La primera y más sencilla es la comprobación del número del bastidor. Se trata de un código alfanumérico de 17 cifras que puede estar ubicado junto al motor, en el salpicadero para que sea visible desde el parabrisas o bien en el interior del coche, oculto junto al asiento del conductor bajo el guarnecido.
Número del bastidor del coche bajo el guarnecido

Número del bastidor del coche bajo el guarnecido

Pero la prueba más 'preocupante' hace referencia a la comprobación de la centralita que van a volver a realizar. Este sistema se sirve del puerto OBD del coche, algo así como un puerto USB, para acceder al software del vehículo y verificar toda la información almacenada. Sólo se puede llevar a cabo en los coches que cumplen protocolos Euro 5 o Euro 6.

Comprobación de emisiones

De esta forma se puede descubrir si existen errores o fallos ocultos en el sistema, el consumo real del motor, las emisiones contaminantes o problemas de funcionamiento. Es obligatorio no borrar el historial almacenado durante la media hora antes de la realización de la prueba, para no forzar la eliminación de errores y problemas ocultos.
Comentarios
tracking