07 de diciembre de 2022

El sueño al volante es el mayor enemigo de los camioneros

El sueño al volante es el mayor enemigo de los camioneros

Seguridad vial

No te vas a creer el truco que usan los camioneros para no dormirse al volante

Si hay alguien que sabe de la carretera y sus trucos son los camioneros, que prácticamente viven en ella a bordo de sus moles con ruedas

Sin duda el sueño es uno de los mayores enemigos de la conducción. Durante la noche el sueño y la fatiga se hacen especialmente patentes, y pueden provocar un accidente de tráfico muy grave.
Según datos de la DGT la somnolencia está detrás de entre el 15 % y el 30 % de los accidentes al volante. Unas cifras realmente elevadas de la que está considerada como una de las distracciones más importante.

¿Cansado o te duermes?

En paralelo a que nos durmamos al volante, extremadamente peligroso, el cansancio provoca pérdidas de atención sobre la carretera, una distracción que cuesta centenares de accidentes al año, normalmente muy graves.
El peso y tamaño de un camión hace que cualquier despiste sea fatal

El peso y tamaño de un camión hace que cualquier despiste sea fatal

A caballo entre la realidad y la leyenda urbana hay decenas de trucos para evitar el sueño al volante. Algunas tienen cierta base real, como tomar cafeína mientras conduces. Aunque en este caso la cafeína provoca un efecto rebote que hacen que pasado un rato las ganas de dormir vuelvan multiplicadas por 10.
Se habla también de cantar o mantener una conversación, verdaderas bobadas que pueden acabar por agravar la situación. Pero por encima de todas las sandeces que hemos escuchado hay una que se lleva la palma. Comer pipas al volante hace que no te duermas.

Bobadas al volante

De hecho el rumor dice que es habitual entre los camioneros llevar pipas en la cabina que han comprado en alguna gasolinera y que aprovechan para pelar y comer cuando tienen sueño.
¿Las pipas quitan el sueño...? Negativo

¿Las pipas quitan el sueño...? Negativo

Para ello ponen la bolsa entre las piernas, y van echando las cáscaras en una bolsa vacía que cuelgan de la palanca de cambio o de cualquier otra parte del salpicadero que les sirva como gancho. No es que las pipas tengan cafeína ni ningún compuesto químico que quiten el sueño, es que la actividad repetitiva de pelar y comer evita que nos durmamos.
La realidad es que esto además de ser una bobada es una actividad por la que nos pueden multar. Si un agente de la autoridad nos sorprende comiendo o bebiendo al volante puede sancionarnos con entre 80 y 200 euros.

Multa por distracción

Aplicará la multa de 80 euros si simplemente comemos algo, pero no interfiere sobre nuestras manos, de hecho se trata de una distracción sin más. Pero si llevamos por ejemplo un bocadillo en la mano o una lata de refresco puede interpretar que dificulta nuestros movimientos y reacciones al volante, lo que supone hasta 200 euros de sanción. Sin retirada de puntos, eso sí.
Comentarios
tracking