30 de enero de 2023

william consovoy

william consovoyGeorge Mason University

William Consovoy (1974-2023)

El abogado de las batallas culturales

Supo captar los nuevos vientos conservadores en Estados Unidos para hacer avanzar sus causas

william consovoy icono
Nació el 31 de agosto de 1974 en Plainfield (Nueva Jersey, EE.UU.) y falleció el 9 de enero de 2023 en Falls Church (Virginia, EE.UU.)

William Spencer Consovoy

Doble licenciado en Ciencias Políticas y Derecho, se decantó por esta última opción, desarrollando una corta pero excepcional carrera como letrado en la que obtuvo varias victorias ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

En el momento en que la popularidad de Donald Trump alcanzaba sus cotas más bajas, William Consovoy no dudó en vestir su toga para defender al entonces presidente de Estados Unidos, que se negaba a hacer pública su declaración de la renta. Para justificar tan controvertida actitud –incomprensible para un sector importante de la opinión pública norteamericana, votantes republicanos incluidos–, el letrado, joven, pero dotado de una inteligencia jurídica excepcional –reconocida por sus adversarios ideológicos–, blandió como argumento que el Congreso no estaba, prácticamente, habilitado para investigar al presidente sin la existencia previa de una agenda legislativa explícita; aunque el mandatario estuviera involucrado en actividades ilegales.
Toda una provocación, si se quiere. Pero así era Consovoy: toda su sabiduría estaba, sin tapujos, al servicio de una agenda conservadora. Ante la Corte Suprema, batalló sin descanso, por ejemplo, para que limitase el alcance del concepto de discriminación positiva, tan manido por el universo progresista, que estimaba contrario al espíritu y a la letra de la Constitución de Estados Unidos.
Una de sus victorias más señeras ante la Corte Suprema, el caso Shelby vs. Holder, logró que una mayoría de jueces fallara a favor de que los Estados pudieran modificar sus respectivas leyes electorales sin autorización federal previa. Lo que parecía una cuestión meramente técnica se convirtió en asunto político de primer nivel, pues varios Estados aprovecharon el fallo para introducir límites o ampliar facultades que han tenido consecuencias en resultados electorales. Consovoy conocía los entresijos de la Corte Suprema desde la época en que ejerció de pasante en el gabinete del juez conservador Clarence Thomas.
También mostró eficacia fuera del Alto Tribunal: al anunciar Uber Eats su renuencia a las tarifas específicas para los negocios propiedad de afroamericanos, Consovoy y su fiel socio Thomas McCarthy se encargaron de que unos 31.000 demandantes reclamaran discriminación inversa mediante arbitraje, dejando a la empresa debiendo alrededor de 92 millones de dólares. Otra victoria, esta vez extrajudicial, pero muy jurídica, en contra de la mentalidad de la discriminación positiva.
El Derecho fue la segunda opción académica de Consovoy –antes se había licenciado en Ciencias Políticas–, en la que se matriculó casi por casualidad. Mas según iba avanzando, más pasión le despertaba, sobre todo cuando descubrió la filosofía jurídica de Thomas. Aunque antes de la Corte Suprema, hizo sus pinitos en los servicios de liberación condicional de New Jersey, su Estado natal. Después, fue contratado por diversos bufetes de abogados. Hace casi una década, fundó el suyo, que ha dirigido hasta que el cáncer de cerebro le impidió seguir trabajando.
Comentarios

Más de Obituarios

tracking