22 de mayo de 2022

El astrolabioBieito Rubido

Vergüenza

La exigencia moral no parece afectarle a la extrema izquierda, cuya asimetría en estos casos es bien conocida

Entre las páginas más negras de esta España donde la extrema izquierda tanto protagonismo ha alcanzado, se encuentra el silencio culposo y sonoro al que se está sometiendo el escándalo de las menores tuteladas dedicadas a la prostitución en Baleares y los abusos a menores tuteladas en Valencia. Ambos casos tenían que servir para que dimitiesen todos los responsables políticos de ambas situaciones. Pero la exigencia moral no parece afectarle a la extrema izquierda, cuya asimetría en estos casos es bien conocida. Parece que con el reconocimiento de estos dos escándalos están evidenciando su fracaso en otros muchos campos. Algunos de ellos llevan años en sus poltronas y no han logrado combatir ninguna de las lacras que en su día denunciaban. Ahí tienen a Sánchez anunciando que prohibirá la prostitución. Pues ya estás tardando. A ver si lo consigues. Mientras, no os olvidéis de que detrás de todos esos abusos lo que hay es pobreza, marginación, dolor, fragilidad… todo lo que hace a esos menores vulnerables, y vosotros, la izquierda que dice ocuparse de la gente, solo nos habéis mostrado desprecio a la justicia y a la decencia. De alguna manera, todos los ciudadanos deberíamos avergonzarnos de vivir en un país donde las autoridades ocultan un caso tan flagrante como la prostitución y los abusos a los que son sometidas menores tuteladas por el propio Estado. Una vergüenza que no solo nos afecta a nosotros, sino también a personas como Francina Armengol, Mónica Oltra o Irene Montero. ¿No tenéis nada que decir ante esto? ¿Ni siquiera una disculpa? Vuestro discurso no se compadece con vuestra conducta. Supongo que la peor vergüenza es la que siente en la intimidad, cuando comprobáis que vuestra manera de actuar nada tiene que ver con lo que presumís y combatís.
Comentarios

Más de Bieito Rubido

Últimas opiniones

tracking