Fundado en 1910

12 de junio de 2024

Vidas ejemplaresLuis Ventoso

ET visita España (y alucina)

La actual política española contada a un extraterrestre que no entiende nada

Actualizada 16:55

Han pasado 42 años desde su primera visita a la Tierra y a ET le ha dado un ataque de morriña inversa. Así que decide regresar a darse otro garbeo. Pero ya no se trata de aquel joven extraterrestre que retrató Spielberg en su encantadora película. Ahora ET es ya un adulto talludito y de gafas, que ha estudiado mucho y se ha especializado en la ciencia politológica, el estudio sobre cómo se gobiernan pueblos, naciones y planetas.

ET elige España como uno de los países de su trabajo de campo politológico. Además de aprovechar para visitar de incógnito el nuevo Bernabéu y meterse unos copachos de sangría en un bar castizo para guiris, ET mantiene conversaciones con muchos españoles para tratar de entender nuestra política. Sin saber bien por qué, resulta que me pide información:

-ET: Lo primero, ¿cómo se llama el presidente de España y de qué partido es?

-Pues se apellida Sánchez y es del Partido Socialista Obrero Español. Pero gobierna coaligado con los comunistas y sostenido por unos separatistas antiespañoles.

-ET: Curioso. ¿Con qué ventaja ganó este Sánchez las elecciones?

-No, no las ganó. Quedó de segundo.

-Y entonces, ¿cómo es que les gobierna?

-Pues se ha aliado, como le decía, con los comunistas, la ideología más mortífera de la historia de nuestro planeta; con dos partidos regionales que hace seis años dieron un golpe de Estado separatista y con un partido que fue fundado por una banda terrorista antiespañola. Pero su puesto depende en última instancia de los siete votos claves que controla un fugitivo de la justicia española, que está huido en el extranjero.

-ET: Caramba, veo que tienen una política más caliente que la atmósfera del planeta Kelt-9B, el más abrasador del universo. ¿Y de qué está acusado ese fugitivo?

-De dar un golpe sedicioso contra España en 2017 y declarar una república en su región, Cataluña, cuando era presidente de la misma y por razón de cargo debía de ejercer como máximo representante del Estado en ella. El golpe fracasó, porque lo pararon la justicia y los partidos españoles, incluido el del señor Sánchez. Entonces el golpista se fugó una madrugada al extranjero escondido en la trasera de un coche. No ha vuelto y las autoridades de los otros países europeos se niegan a entregarlo, incumpliendo así las normas de un club del que forman todos parte.

-ET: Me dice usted que este presidente, Sánchez, en su día ayudó a parar el golpe del fugitivo. Imagino que no se llevarán bien. ¿Cómo ha logrado entonces que ahora lo apoye para gobernar en España?

-El presidente Sánchez ha comprado el apoyo del fugado creando una ley de amnistía inconstitucional por la que perdona todos los delitos del fugitivo y sus cómplices. Además, a dictado del huido, han acusado formalmente a los jueces que persiguen al golpista de guerra sucia judicial contra los que dieron el golpe de 2017. De propina, parece que le va a dar una consulta de independencia y ventajas de financiación en detrimento del resto de España.

-ET: Espere, espere, que empiezo a flipar… Algo no me encaja, si usted dice que esa amnistía es inconstitucional, ¿por qué está saliendo adelante?

-Es fácil. El presidente Sánchez ha conseguido conformar a su medida el tribunal que decide qué es constitucional y qué no lo es. Ha colocado a magistrados que anteponen la lealtad a la izquierda a las consideraciones jurídicas y que tienen como primera máxima apoyar todo aquello que venga bien al Gobierno. Con ese método, Sánchez va cambiando la Carta Magna española saltándose los cauces obligados para hacerlo.

-ET: Pero eso es gobernar a lo Darth Vader. ¿A la gente de España le parece bien? ¿No hacen nada?

-Hubo unas cuantas manifestaciones, pero luego la gente se aburrió. Pasan tantas cosas… Ahora mismo han trincado al partido de Sánchez robando del material de una emergencia sanitaria y a su mujer haciendo negocietes que son incompatibles con su condición de esposa del presidente y tampoco acaba de ocurrir nada.

-ET: Si el tal Sánchez recibe millones de votos, algo hará bien…

-Ha comprado voluntades electorales sirviéndose del dinero público, por ejemplo, subiendo las pensiones de un modo que desborda las posibilidades el país, que tiene su sistema en riesgo de quiebra. Pero sobre todo ha convertido la política en una revisión de una Guerra Civil de los años 30 del siglo pasado. Los suyos son los que perdieron entonces, y que ahora son los buenos, y los malos son los que ganaron en el siglo XX, que según el Gobierno son el demonio y están reencarnados ahora en los partidos de derechas. Además, casi todas las televisiones españolas son de izquierdas y están a su servicio.

-ET: ¿Me está diciendo que la política española está marcada por una guerra de hace casi noventa años?

-Así es, hasta el extremo de que el presidente Sánchez aboga por encerrar a la derecha tras «un muro», negándole su legitimidad.

-ET: Pero esa derecha hará algo…

-Hay dos partidos, pero se llevan mal y al dividir el voto, en la práctica hacen más fácil que Sánchez pueda mantenerse.

-ET: Bueno. Pero yo me he paseado por Madrid y veo a la gente contenta, buen ambiente, nivel de vida… la economía debe ir bien.

-El país vive a crédito y del tirón del turismo. Pero la situación es engañosa. Por ejemplo, los datos de paro están trucados y los economistas serios creen que hay al menos medio millón más de desempleados de los que reconoce el Gobierno. Los españoles sufren la mayor carga fiscal de la UE en proporción a sus salarios y han perdido poder adquisitivo desde que llegó Sánchez. España es un país socialista a todos los efectos. De hecho, el Gobierno está embarcado ahora en una campaña para revertir la liberalización de la economía haciéndose con el control de empresas que habían sido privatizadas.

-ET: Pero siempre les queda el baluarte del Rey. Dicen que es estupendo…

-Lo es, pero está maniatado, pues ha de aprobar todo lo que el TC dé por bueno y el TC hoy es Sánchez. El Rey hace su papel recordando que hay que cumplir la Constitución y observar la igualdad entre españoles y la unidad nacional. Pero la realidad que impone el Gobierno regatea a diario sus buenas palabras, sin que pueda hacer nada. De hecho, el discurso más importante de la carrera del Rey fue el que sirvió en 2017 para parar al fugitivo al que Sánchez debe su poder. Pero si nada lo remedia, el monarca tendrá que rubricar que se amnistíe a aquel al que combatió.

-ET: Le agradezco el rato, pero me deja como para pasarme de la sangría directamente a la absenta. Ustedes, los españoles, o son muy listos, o son muy tontos. Yo no entiendo nada.

Comentarios
tracking