Fundado en 1910

24 de junio de 2024

La presidenta del Congreso español, Francina Armengol, es recibida en audiencia por el papa Francisco en el Vaticano

La presidenta del Congreso español, Francina Armengol, es recibida en audiencia por el papa Francisco en el Vaticano

El Papa recibe a Armengol y ambos abogan por «reforzar» el diálogo político contra la crispación

Han destacado la obligación de la comunidad internacional de «mediar para poner fin inmediatamente a la guerra en Gaza y Ucrania»

El Papa Francisco recibió este sábado en audiencia privada en el Vaticano a la presidenta del Congreso, Francina Armengol, y hablaron de la necesidad de «reforzar las políticas de diálogo» para acabar con la crispación.

Armengol, según fuentes del Congreso, abordó con el pontífice argentino «aspectos de la realidad política europea». «Han convenido en la necesidad de reforzar las políticas de diálogo para acabar con la crispación, que solo genera desafección y populismo y que aleja a los gobiernos y parlamentos de la política útil que resuelve los problemas reales de la ciudadanía», sostienen.

Durante el encuentro, de una hora de duración, también han coincidido en «la obligación de la comunidad internacional de mediar para poner fin inmediatamente a la guerra en Gaza y Ucrania, que se ceba en la población civil y especialmente en mujeres y niños».

Armengol también ha expuesto a Francisco los «avances» realizados en España en la lucha contra los abusos sexuales en la Iglesia con el informe del Defensor del Pueblo que será debatido próximamente en el Congreso de los Diputados.

La audiencia en el Palacio Apostólico, como dicta el protocolo, empezó con un encuentro a puerta cerrada entre el Papa y la presidenta para proceder después al tradicional intercambio de regalos.

La política socialista, acompañada por la embajadora de España ante la Santa Sede, Isabel Celaá, entre otros miembros de la delegación, regaló al pontífice una camiseta del RCD Mallorca, el día en que se juega la final de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao. Y también le entregó el libro de fotografías La catedral Baix La Mar sobre la obra del pintor mallorquín Miquel Barceló.

Francisco por su parte, como suele hacer, entregó a la presidenta española una placa de bronce con un relieve, explicándola que «las manos son para cuidar de la Creación, no para destruirla». También le dio su Mensaje por la Paz de este año, así como una colección de otros de sus documentos pontificios y su primera autobiografía «Vida. Mi historia a través de la historia». «Ha sido un placer enorme, me llevo un recuerdo maravilloso», se despidió Armengol.

El encuentro con el pontífice argentino culmina un viaje oficial a Italia que ayer llevó a Armengol a reunirse con su homólogo, el presidente de la Cámara de los Diputados italiana, Lorenzo Fontana, y a visitar la sede romana de la Asamblea Parlamentaria de la Unión por el Mediterráneo, en la que ejerce de presidenta de turno.

Con Fontana de hecho acordó reactivar el foro parlamentario entre Italia y España el próximo mes de septiembre para buscar estrategias conjuntas que contribuyan a estabilizar la zona del Mediterráneo (no se convocaba desde el 2013).

La reunión entre Armengol y Fontana, en el Palacio Montecitorio, sede de la Cámara de Diputados italiana, sirvió también como antesala del encuentro de finales de abril de la Conferencia de presidentes de Parlamentos de la Unión Europea en Palma de Mallorca. En Roma, la presidenta del Congreso también conoció los proyectos artísticos de la Academia de España.

Comentarios
tracking