13 de agosto de 2022

FILE - In this Sept. 5, 2018 file photo, Nicaragua's President Daniel Ortega and his wife, Vice President Rosario Murillo, lead a rally in Managua, Nicaragua. As international health organizations warn of increasing infections in Nicaragua and independent Nicaraguan doctors call for a voluntary quarantine to slow the spread of the delta variant, the government has made clear that comments out of step with its line are unacceptable as Ortega seeks a fourth consecutive term. Murillo has accused doctors of “health terrorism.” (AP Photo/Alfredo Zuniga, File)

Daniel Ortega, dictador de NicaraguaAlfredo Zuniga

Daniel Ortega fulmina otra televisión católica de Nicaragua

El 20 de mayo pasado, también ordenó eliminar el Canal 51, Canal Católico, propiedad de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

El Gobierno del presidente Daniel Ortega, a través del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ha ordenado el fin de la emisión del Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa (norte), el segundo propiedad de la Iglesia católica que es vetado en los últimos dos meses, según información de la productora TV Merced.
«Hemos sido notificados por la gerencia de Telecable (televisión por suscripción) que, por orientación de Telcor, Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa es eliminado de la parrilla de programación de dicha empresa en Matagalpa y Jinotega (norte)» , ha indicado TV Merced en una declaración.
El obispo de la diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez, ha confirmado en sus redes sociales que Telcor ha eliminado el Canal Católico «de la parrilla de dicha empresa» y que se encomendaba a la virgen María.
«Y volvemos a preguntarnos: ¿Por qué será? Dios nos ayude», ha manifestado el obispo Álvarez tras conocer la noticia.

También el Canal 51

El 20 de mayo pasado, Telcor también ordenó eliminar el Canal 51, Canal Católico, propiedad de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.
El cierre del Canal 51 ocurrió después de que Álvarez denunció ser víctima de persecución policial y de iniciar una jornada de ayuno, oración y exorcismo indefinido, hasta que el asedio concluyera.
Aunque la persecución contra Álvarez, así como el ayuno, concluyeron sin que la Policía Nacional y el sacerdote lo anunciaran, el cierre del Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa se convirtió en el más reciente roce entre el Gobierno de Ortega y la religión romana, que incluye la encarcelación de un sacerdote por presuntas amenazas a civiles.
Álvarez, quien es el encargado del área de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, y estaba a cargo de los canales clausurados, dijo en mayo pasado que Ortega quiere «una iglesia (Católica) muda», pero que «si la iglesia callara, las piedras gritarían».
El Canal Católico de la Diócesis de Matagalpa anunció que seguirá transmitiendo desde su página web y sus redes sociales.

Ortega tilda de terroristas a los obispos

El presidente Ortega ha tildado de «terroristas» a los obispos nicaragüenses que actuaron como mediadores de un diálogo nacional con el que se buscaba una salida pacífica a la crisis que vive el país desde abril de 2018.
También los ha calificado de «golpistas», acusado de ser cómplices de fuerzas internas y de grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo.
Las relaciones entre los sandinistas y la Iglesia católica de Nicaragua han estado marcadas por roces y desconfianzas en los últimos 43 años.
Nicaragua vive una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.
Comentarios
tracking