29 de septiembre de 2022

Las redes sociales pueden ser un canal de evangelización para muchos alejados de la Iglesia.

Las redes sociales pueden ser un canal de evangelización para muchos alejados de la Iglesia.GTRES

'Influencers' católicos y la evangelización digital: «Un 30 % de los que nos siguen no van a la Iglesia»

El hecho de que el 30 % de los que han participado en el cuestionario «no sean creyentes, o sean agnósticos o alejados de la Iglesia, significa mucho para la Iglesia», según el secretario del Dicasterio para la Comunicación en el Vaticano, Lucio Ruiz

La iniciativa La Iglesia te escucha ha presentado ante la Secretaría General del Sínodo de la Sinodalidad un documento con la síntesis de los resultados obtenidos por una encuesta elaborada por 244 influencers católicos a través de sus perfiles en las redes sociales.
«Ahora sabemos que un 30 % de los que nos siguen no van a la Iglesia, pero están siguiendo a un misionero digital», ha declarado la religiosa de la congregación Pureza de María Xiskya Valladares, una de las religiosas más activas en la evangelización digital y que ha participado en la iniciativa. «Cuanto más formados estemos, más ayudamos a que el Espíritu Santo siga actuando también en internet», ha insistido.

Una red para evangelizar

El texto enviado al Sínodo reivindica que la red puede ser un «canal formativo de valor y futuro», que puede servir como vía de comunicación para la evangelización. «La web permite llegar a los pliegues de tantas vidas del Pueblo de Dios que muestran sentirse perdidos», asegura el documento.
Por ello, expresan la necesidad de elaborar «una pastoral digital de manera orgánica, sistemática e institucional» que impulse la comunión, la participación y misión, además de una reflexión desde la Teología y el Derecho Canónico «como se hace con los catequistas», para que los influencers «sean y se sientan parte del Cuerpo y de la Misión de la Iglesia».

Sintonía con Francisco

En este sentido, el secretario del Dicasterio para la Comunicación en el Vaticano, Lucio Ruiz, ha declarado que «el hecho de que el 30 % de los que han participado en el cuestionario no sean creyentes, o sean agnósticos o alejados de la Iglesia, significa mucho para la Iglesia, significa que en estos influencers o misioneros digitales encuentran una voz amiga en la que confían y por la cual les llega la caricia de Dios».
Para la elaboración del documento se han realizado 110.000 cuestionarios en 115 países y en siete idiomas, y ha dado lugar a más de 150.000 propuestas sinodales. Los encuestados, con una media de edad de 40 años, han sido tanto personas que se declaran católicas o practicantes como no creyentes. Por su parte, de los influencers que han formado parte de la iniciativa, el 27 % son sacerdotes; un 10 %, religiosas; y un 63 % son catequistas y laicos comprometidos.

Una Iglesia clara

Entre los resultados, destaca que el 67 % de los católicos encuestados se sienten en sintonía con el Papa Francisco y el 37 % pide «una Iglesia ejemplar y valiente en sus estructuras, actitudes y modo de proceder». También reclaman a la Iglesia que hable y actúe con claridad «ante lo que aparece como injustificable, como son la pedofilia, los abusos sexuales, desprecio de las mujeres, corrupción». En cuanto a la liturgia, el 20 % considera que las misas son «aburridas».
Respecto a las sugerencias de cara al futuro, los participantes subrayan, entre otras: fomentar la espiritualidad (silencio, contemplación); acompañar a parejas, familias, personas separadas y divorciadas, personas en situación de pobreza, migrantes, grupos LGTBI, etnias y presos; y promover la igualdad de las mujeres en la sociedad y la Iglesia.
Comentarios
tracking