08 de febrero de 2023

Fermín González en una entrevista con Cero TV

Fermín González en una entrevista con Cero TVYouTube

Fermín González 'el cura de la motosierra' y las 600 iglesias que ha restaurado en Burgos

Fermín González es un sacerdote que se ha dedicado junto a otros voluntarios a reconstruir el patrimonio religioso rural de la provincia de Burgos

Fermín González de 68 años, apodado 'el cura de la motosierra', lleva cuarenta años ejerciendo el sacerdocio en Burgos; y desde hace 22 ha restaurado más de 1700 estructuras de madera y reconstruido más de 600 tejados en iglesias y ermitas.
Todo empezó cuando le trasladaron a la iglesia de Cebrecos como párroco, donde el tejado de la torre estaba en muy mal estado. No contaban con el dinero suficiente para repararlo, por lo que «decidimos arreglarlo nosotros mismos. Empecé con el tema de las obras por necesidad».
A pesar de su ya probada experiencia en la restauración de templos, cuando empezó «no tenía ni idea de construcción», sin embargo, junto a un grupo de voluntarios de la localidad fueron capaces de restaurar el tejado manteniendo el estilo y la técnica empleados en los siglos XII y XIII para su construcción.
El aparejador enviado por el arzobispado de Burgos, tras comprobar que la reconstrucción era correcta, decidió contar con con Fermín para más proyectos de este tipo.

El apodo

Fermín es más conocido como «el cura de la motosierra», este apodo surgió cuando trabajaba en un pueblo de la provincia, Rabanera del Pinar.
«Es un apelativo cariñoso», dice Fermín, «me llamaron así porque iba con la motosierra. Al que lleva un maletín, le llaman 'el cura del maletín'. Me lo puso la gente de Rabanera del Pinar».

22 años salvando iglesias

Fermín junto al resto de voluntarios trabaja de forma voluntaria para que las iglesias puedan costear la reparación de sus templos; junto a las «empresas que asumían una parte de las obras, nosotros abaratábamos los costes para poner la estructura y la cubierta prácticamente al precio de la madera».
Desde su primer trabajo en el tejado de la torre de Cebrecos, 'el cura de la motosierra' ha «recorrido toda la provincia de Burgos, y hemos colaborado en el mantenimiento y rehabilitación de muchos edificios».
Cuenta Fermín que empezó «a lo bobo y han sido 22 años haciendo tejados por todos los pueblos, tomando medidas, levantando los planos de la iglesia, calculando las estructuras, dibujándolas, calculando la madera que iba a llevar y luego cortar y montar la estructura».
Durante estos 22 años ha mantenido un ritmo de unas 40 reconstrucciones al año, Fermín no cree que esto suceda en ninguna otra diócesis de España.
Comentarios
tracking