Fundado en 1910

20 de julio de 2024

El escultor italiano Alessandro Mutto comenzó los trabajos de la estatua hace año y medio

El escultor italiano Alessandro Mutto comenzó los trabajos de la estatua hace año y medio

Es un regalo de la diócesis de Verona

Una colosal estatua de Cristo de 10 metros coronará la Ciudad Vieja de Jerusalén

Con los brazos abiertos, como el del Corcovado en Río de Janeiro. Así será la nueva escultura metálica de 4,4 toneladas

Jerusalén contará pronto con un nuevo atractivo turístico y religioso: una estatua en acero y bronce de 4,4 toneladas y 10 metros de altura que representará a Cristo resucitado. Se trata de un regalo de la diócesis italiana de Verona a Jerusalén, y se ubicará en la parte más alta de la Ciudad Vieja.

Fray Ibrahim Faltas, OFM, vicario de la Custodia de Tierra Santa, ha explicado que «esta estatua se ha realizado con un material que refleja los rayos del sol y refleja la belleza del cielo y de la naturaleza». «Su color cambia dependiendo de los rayos del sol. La ves de un determinado color por la mañana, de otro color por la tarde y por la noche de otro color», añade.

Monseñor Domenico Pompili, obispo de Verona, ha explicado que «el regalo de la estatua de Jesús que abraza a la humanidad pretende ser un signo de esperanza que parte de Verona y llega a Tierra Santa, pero yo diría más en general en el mundo, porque debemos contrarrestar este relato de guerra que parece ser inevitable e invocar la paz».

«Un nuevo monumento decorará el horizonte de la Ciudad Santa, cubierto por nubes de guerra y dolor», señala fray Ibrahim. «La estatua de Jesucristo invita a la humanidad a regresar al camino de la verdad y de la vida. ¿Alguien prestará atención a este llamamiento?», se cuestiona.

Comentarios
tracking