Fundado en 1910

20 de julio de 2024

El Papa Francisco en el Vaticano

El Papa Francisco en el VaticanoEFE

«Jesús no nos ahorra las contrariedades pero sin abandonarnos nunca»

El Papa Francisco recordó ayer durante el rezo del Ángelus a su difunto «hombre de consejo»

el pasado viernes 21 de junio falleció el sacerdote español y padre franciscano, Manuel Blanco Rodríguez, en la iglesia de los Santos Cuarenta Mártires y San Pascual Baylón, ubicada en la zona de Trastévere, en Roma. Este franciscano, natural de Zamora, fue confesor del Papa y, según cuenta un hermano de su comunidad, el padre Manuel: «Yo estaba con él cuando le dijeron que el Papa Francisco quería un confesor franciscano y se lo indicaron».

El Santo Padre quiso ir a darle su último adiós durante la mañana del domingo 23 de junio. Se presentó en la comunidad franciscana y, tal como narran algunos frailes como el padre José, «lo primero que quiso hacer el Papa, fue acercarse lo más posible al féretro y allí permaneció todo el tiempo». Continúo diciendo «nos dio algunos consejos y habló del padre Blanco como una persona buena, misericordiosa y suave», añadiendo, «todo ello en un ambiente de serenidad y cercanía», según han reconocido a Vatican News.

Recordado en el Ángelus

El rezo del Ángelus en la plaza de San Pedro de este pasado domingo 23 de junio, destacó por el gesto de cariño del Santo Padre quien recordó, antes cientos de personas, al franciscano y al que describió como «superior, confesor y hombre de consejo». El Papa Francisco añadió: «Al recordarlo, quisiera hacer memoria de tantos hermanos franciscanos, confesores, predicadores, que honraron y honran a la Iglesia de Roma. ¡Gracias a todos ellos!».

No faltó el comentario de Francisco al Evangelio del día, que describía el pasaje en el que Jesús estando en la barca con sus discípulos, se queda dormido en la popa mientras estalla una fuerte tormenta. Estando a punto de hundirse, sus discípulos le despiertan preguntándole «Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?» y Jesús, después de calmar la tempestad, les preguntó: «¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?». (Mc 4,35-41)

«¿Por qué Jesús actúa así?»

Invitando a los presentes a reflexionar sobre el Evangelio, el Papa les lanzó la pregunta «¿Por qué Jesús actúa así?», a lo que respondía: «Para fortalecer la fe de los discípulos y para hacerlos más valientes». Siguiendo con la reflexión, explicaba «Jesús no nos ahorra las contrariedades, pero sin abandonarnos nunca, nos ayuda a afrontarlas. Nos vuelve valientes. Así también nosotros, superándolas con su ayuda, aprendemos cada vez más a aferrarnos a Él, a confiar en su poder [...]».

El Santo Padre explicó que, como los discípulos en la barca, "Jesús hace lo mismo con nosotros, particularmente en la Eucaristía», donde «nos reúne en torno a Sí, nos da su Palabra, nos alimenta con su Cuerpo y su Sangre, y luego nos invita a ponernos en camino, a transmitir a todos lo que hemos oído y a compartir con todos lo que hemos recibido, en la vida cotidiana, incluso cuando es difícil».

Comentarios
tracking