18 de octubre de 2021

Volcán capturado desde Todoque

Vista del volcán Cumbre Vieja capturada desde TodoqueGTRES

Volcán La Palma

David Calvo, vulcanólogo: «Si lo estamos viendo así en superficie, nos imaginamos cómo será en el interior»

El experto de PEVOLCA explica algunos detalles del volcán Cumbre Vieja y cómo se ha desarrollado

Hace 22 días que el volcán de Cumbre Vieja de La Palma entró en erupción tras cincuenta años inactivo. La pasada noche el flanco norte del volcán se derrumbó incrementando notablemente el poder destructivo de la montaña, según comunicó el Instituto Vulcanológico de Canarias.
Los palmeros llevan casi un mes viviendo en una preocupación y angustia continua, sin saber qué pasará, cómo acabarán su casa y cuándo terminará la ruidosa pesadilla que les ha tocado vivir. David Calvo vulcanólogo de PEVOLCA, explica a este periódico que se están viviendo los días de mayor intensidad desde que comenzó la erupción hace ya más de tres semanas: «Desde la rotación parcial del cono y esa salida de lava, junto al aumento de la explosividad, nos vuelve a colocar en los máximos de actividad de la erupción desde que comenzó».
El volcán a medida que pasa el tiempo está más descontrolado y afecta a más viviendas, locales y municipios de la isla. Los vulcanólogos como Calvo llevan mucho tiempo estudiando esto y han llegado a la concusión de que «no se descarta» la aparición de nuevos centros de emisión y «en esa etapa estamos», explica. «Ahora hay mucha presión en el sistema y parece que esto puede ir a más en cualquier momento».
Colada de lava llegando al mar

Colada de lava llegando al marIEO CSIC

A día de hoy se ha decidido confinar nuevas áreas debido al desprendimiento del cono del volcán y la bajada de la lava por nuevas zonas de El Paso y Los Llanos de Ariadne. Por ello se ha mandado el confinamiento de al menos 3.000 vecinos y se espera aún un análisis de la calidad del aire.
«La magnitud de los terremotos sigue bastante elevada al norte del municipio de Fuencaliente», ha explicado. La noche del domingo al lunes se ha registrado el seísmo más alto, un terremoto de magnitud 4,6 sacudía la isla a causa del volcán y la propia naturaleza.
La hipótesis que tienen los vulcanólogos de La Palma sigue siendo la misma que al comienzo. El volcán se forma por una  «alimentación de magma de la erupción principal», eso quiere decir que lo que se ve en la superficie no es nada más que una parte del volcán «si lo estamos viendo así en superficie hay que imaginar cómo ha de ser en el interior de la isla», comentaba el experto. No obstante, los estudios sobre este fenómeno seguirán y las ayudas por parte de los ciudadanos también.
Por otro lado, mientras se ralentiza el avance de la colada que va al mar, hay otra preocupación, una nueva colada que fluye sin ningún tipo de freno hacia la playa del Perdido, en el norte, dónde según los vulcanólogos podría formarse un nuevo delta que daría más territorio volcánico a La Palma.
Mientras tanto, el telescopio Copernicus sigue haciendo su trabajo sin parar. Desde que la lava empezó a salir del cono volcánico el telescopio ha sido el que ha informado al minuto a ciudadanos y expertos de la situación que se estaba produciendo por minutos.
El Servicio de Cartografía de Emergencia de Copernicus ha publicado hasta el momento 17 productos cartográficos de vigilancia para supervisar el flujo de lava que, hasta hoy, ha destruido más de 525,77 hectáreas y 1.281 construcciones.
José Roberto Nazco, portavoz de los bomberos de La Palma, recuerda la primera vez que se reunieron por el volcán: «Nuestra labor fue junto a los medios de emergencia evacuar a todas las personas que se encontraban por la zona donde se veía la trayectoria de la lava».