09 de agosto de 2022

Centro de vacunación en Caracas, Venezuela

Centro de vacunación en Caracas, VenezuelaEFE

Sociedad

¿Qué es la 'superinmunidad' y cómo se consigue?

El fin de la pandemia del coronavirus podría estar más cerca gracias a la superinmunidad provocada por la vacunación previa o posterior a la infección, que ofrecería una respuesta inmunitaria especialmente alta.
Hace ya unas semanas, un estudio advertía de los beneficios de esta superinmunidad pero una nueva investigación ha revelado ahora cómo lograrla. «No hay ninguna diferencia entre infectarse y luego vacunarse, o vacunarse y luego contraer una infección; en cualquiera de los casos se obtendría una respuesta inmunitaria sorprendentemente alta», asegura el doctor Fikadu Tafesse, profesor de microbiología molecular de la Universidad de Oregón.
Según este estudio, publicado en la revista Science Immunology, el estudio de los pacientes reveló anticuerpos más abundantes y eficaces que la inmunidad generada únicamente por la vacunación.
El estudio se realizó antes de la aparición de la variante ómicron, pero los investigadores esperan que las respuestas inmunitarias híbridas sean similares con la nueva variante altamente transmisible.
«La probabilidad de contraer infecciones es alta porque hay muchos virus a nuestro alrededor en este momento», asegura Tafesse, «pero nos posicionamos mejor si nos vacunamos. Y si el virus llega, tendremos un caso más leve y acabaremos con esta superinmunidad».
Los investigadores reclutaron a un total de 104 personas, todas ellas empleados de la OHSU que se vacunaron con la vacuna de Pfizer, y luego los dividieron en tres grupos: 42 que se vacunaron sin ninguna infección, 31 que se vacunaron después de una infección y 31 que tuvieron infecciones de avance tras la vacunación.
Teniendo en cuenta la edad, el sexo y el tiempo transcurrido desde la vacunación y la infección, los investigadores tomaron muestras de sangre de cada participante y las expusieron a tres variantes del virus vivo del SRAS-CoV-2 en un laboratorio de nivel de bioseguridad 3 del campus Marquam Hill de la OHSU.
Descubrieron que los dos grupos con «inmunidad híbrida» generaban mayores niveles de inmunidad en comparación con el grupo vacunado sin infección. Dado que la variante ómicron circula ahora por todo el mundo, los nuevos hallazgos sugieren que cada nuevo avance de la infección acerca potencialmente la pandemia al final.
«En este punto, espero que muchas personas vacunadas acaben con infecciones avanzadas y, por tanto, con una forma de inmunidad híbrida», apunta el coautor principal, el doctor Bill Messer, profesor adjunto de microbiología molecular e inmunología y medicina (enfermedades infecciosas) en la Facultad de Medicina de la OHSU. Con el tiempo, el virus se topará con una reserva de inmunidad humana cada vez mayor.
Los científicos de la OHSU afirman que no han probado rondas múltiples de infección natural, aunque es probable que muchas personas se encuentren en esa categoría, dado que millones de personas en Estados Unidos y en todo el mundo siguen sin vacunarse. Con la propagación de la variante ómicron, altamente contagiosa, es probable que muchas personas no vacunadas que ya estaban infectadas vuelvan a enfrentarse al virus.

Nivel de respuesta más variable

Para ese grupo, las investigaciones anteriores revelan un nivel de respuesta inmunitaria mucho más variable que el de la vacunación, añade Messer.
«Puedo garantizar que esa inmunidad será variable, y que algunas personas obtendrán una inmunidad equivalente a la de la vacunación, pero la mayoría no –asegura–. Y no hay forma, sin pruebas de laboratorio, de saber quién obtiene qué inmunidad. La vacunación hace mucho más probable que se garantice una buena respuesta inmunitaria».
El coautor principal, el doctor Marcel Curlin, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la OHSU y director de Salud Ocupacional de la OHSU, coincide en que «la inmunidad de la infección natural por sí sola es variable. Algunas personas producen una respuesta fuerte y otras, no. Pero la vacunación combinada con la inmunidad a la infección casi siempre proporciona respuestas muy fuertes».
«Estos resultados, junto con nuestro trabajo anterior, apuntan a que el SARS-CoV-2 puede convertirse en una infección endémica mayormente leve, como una infección estacional de las vías respiratorias, en lugar de una pandemia mundial», prosigue.
Comentarios
tracking