28 de junio de 2022

Una multitud en la calle Preciados, en Madrid

Una multitud transita por la calle Preciados, en el centro de MadridEFE/ Juan Carlos Hidalgo

Demografía

La población española creció en 34.110 personas en 2021

El saldo migratorio positivo compensó que los nacimientos cayeran hasta su mínimo desde 1941

La población residente en España creció en 34.110 personas el año pasado, alcanzando los 47,43 millones de habitantes a fecha de 1 de enero de 2022, según ha revelado el Instituto Nacional de Estadística (INE). España registra así el valor más alto de la serie histórica tras encadenar seis años consecutivos de subidas, si bien el aumento registrado es el menor de este periodo.
Este incremento se debió fundamentalmente al saldo migratorio positivo que presentó España en 2021. Más de medio millón de personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país el año pasado, frente a 381.724 ciudadanos que se marcharon al exterior.
Los mayores incrementos en el número de residentes extranjeros se dieron entre la población italiana, colombiana y venezolana, mientras que descendió la presencia en España de personas originarias de Rumanía, Ecuador y China.
Aun así, Marruecos (776.223 personas), Rumanía (658.005) y Reino Unido (316.529) se mantienen como los tres países con mayor población nacional residente en España, seguidos de Colombia (315.885), Italia (298.817) y Venezuela (220.461).
La ucraniana era a principios de 2022 la decimoquinta nacionalidad con mayor presencia en España, aunque el estallido de la guerra ha disparado esta cifra en los últimos meses. En abril ya había 177.426 personas con nacionalidad ucraniana que contaban con permiso de residencia en nuestro país, según el INE.
Así, la inmigración compensó en 2021 la disparidad entre las defunciones (449.270) y los nacimientos (336.247), que mantuvieron su tendencia a la baja de la última década y alcanzaron su mínimo histórico desde el año 1941.

Murcia y C. Valenciana, donde más crece

Esta leve subida de población no fue equivalente en todo el país, sino que el número de habitantes creció en 10 comunidades y descendió en otras siete. Los mayores aumentos se dieron en la Región de Murcia (+0,63 %), Comunidad Valenciana (+0,5 %), Canarias y Baleares.
Por el contrario, Aragón (-1,24 %) y el Principado de Asturias (-0,66 %) vieron mermada su población en unos miles de personas, un descenso por el que también se vieron afectadas las ciudades autónomas, Extremadura, Castilla y León, País Vasco, Galicia y La Rioja.

Temas

Comentarios
tracking