13 de agosto de 2022

El director del CCAES, Fernando Simón, durante una rueda de prensa en abril

El director del CCAES, Fernando Simón, durante una rueda de prensaGTRES

Viruela del mono  Fernando Simón lo volvió a hacer: de vaticinar «una transmisión improbable» a los 1.196 casos de viruela

«No tenemos que sacar las cosas de quicio», aventuraba, el pasado 18 de mayo, Fernando Simón, sobre el comienzo de una nueva enfermedad hasta entonces desconocida en Europa: la viruela del mono.
Pues bien, este lunes 4 de julio, nuestro país notifica ya 1.196 casos confirmados. Según los datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE), a día 30 de junio, se han notificado de 1.196 casos confirmados de viruela del mono, de los que 1.185 son hombres, 11 son mujeres y de edades comprendidas entre los 3 y los 67 años.
Los casos proceden de Madrid (770), Cataluña (151), Andalucía (118), Canarias (46), País Vasco (22), Baleares (22), Comunidad Valenciana (18), Aragón (14), Galicia (7), Asturias (7), Castilla-La Mancha (7), Navarra (5), Castilla y León (3), Cantabria (3), Extremadura (2) y Murcia 1.
«No es probable que la viruela del mono vaya a generar una trasmisión importante, pero no se puede descartar», había dicho hace tan solo mes y medio el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Posteriormente, matizaría sus propias palabras.

Retraso en la notificación de casos

La cosa puede ir a peor. El primer caso notificado inició síntomas el 26 de abril y el último el 28 de junio. No obstante, el Ministerio de Sanidad ha avisado de que hay un retraso en la notificación de casos a la plataforma 'SiViEs' por lo que los datos correspondientes a los últimos días de la curva deben ser interpretados con cautela.
Se han descrito las manifestaciones clínicas en 468 casos. La mayoría presentaron exantema anogenital (69,2 %) y en otras localizaciones(56,8 %), fiebre (59,6 %), astenia (43,2 %) y linfadenopatías localizadas(42,5%). Además, 30 pacientes de los 468 (6,4 %) presentaron complicaciones a lo largo de su proceso clínico, siendo las más frecuentes las infecciones bacterianas secundarias y las úlceras bucales.
Ninguno de los casos ha fallecido y, de los 353 casos de los que se dispone de información sobre el mecanismo de transmisión más probable, el 86,7 por ciento fue por contacto estrecho en el contexto de relaciones sexuales de alto riesgo y 7,4 por ciento por contacto estrecho no sexual.
Comentarios
tracking