Fundado en 1910

13 de abril de 2024

Los materiales han sido eficaces con los virus de la covid-19, de la gripe, del herpes simple y con adenovir

Los materiales han sido eficaces con los virus de la covid-19, de la gripe, del herpes simple y con adenovirCSIC

La gran incógnita del origen de la covid está aún sin resolver: «China quería crear armas biológicas»

El Instituto de Virología de Wuhan estuvo «involucrado en la creación, promulgación y encubrimiento de la pandemia»

Tres años y medio después de que el coronavirus paralizase el mundo, su origen sigue siendo un misterio. En China, país donde se detectaron los primeros casos, dicen que fue un murciélago. Sin embargo, diversas investigaciones han desmontado esa teoría y concluyen que fue creado. Para que esta incógnita se resuelva lo antes posible, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, enviará una nueva misión de expertos al país para averiguar su nacimiento.
Así lo ha explicado un profundo estudio del diario británico The Sunday Times, que adelantó el pasado mes de junio que los científicos que trabajaban en Wuhan estaban en ese momento combinando junto al ejército chino varios de los coronavirus más letales del mundo para crear un nuevo virus mutante.
Como la mayoría de hallazgos científicos, los estadounidenses fueron los primeros en movilizar la investigación y ahondar más en la idea de que el virus había sido creado en un laboratorio chino. Después de revisar las comunicaciones interceptadas de alto secreto y el análisis científico, se percataron de que los científicos de China estaban trabajando en un proyecto «extremadamente peligroso» que terminó en un brote a nivel mundial.
Según los estadounidenses que se centraron en la investigación, aún no hay ninguna información publicada, ya que el virus «se realizó en colaboración con el ejército chino», que fue el encargado de dar el dinero al instituto para seguir con los ensayos y generar «armas biológicas».
Son varias las hipótesis que se han barajado desde el inicio de la pandemia, pero ninguna se ha podido descartar, porque el Gobierno chino nunca ha ofrecido ningún dato y ha prohibido a los investigadores extranjeros indagar sobre el origen de este extraño virus que sigue presente en nuestras vidas.
Es por esto que el director general de la OMS ha pedido «por escrito» a China que dé información de la covid y de su nacimiento, porque están «dispuestos a enviar un equipo» si se lo permiten. Además, ha asegurado que «no tiene intención de abandonar la investigación». Por eso pidió a Pekín transparencia a la hora de compartir datos, realizar las investigaciones necesarias y compartir los resultados.

Cómo se creó el virus de la covid

Lo que ocurrió en 2019 no fue casualidad. Según The Sunday Times, el instituto, que en 2003 empezó a buscar y a estudiar en profundidad los orígenes del SARS, obtuvo fondos del gobierno de EE.UU. a través de una organización benéfica en Nueva York. Tras esto comenzaron a desarrollarse los hechos, puesto que el principal científico de estos virus en Estados Unidos compartió toda la información que sabía sobre la manipulación de los coronavirus.
Pasaron los años y el centro de investigación chino estaba cada vez más involucrado en experimentos «de gran peligrosidad» sobre coronavirus, que se empezó a encontrar en una de las cuevas de China. Cuando esto pasó comunicaron a los medios internacionales el nuevo y peligroso hallazgo, pero aseguraron que «no pasaba nada» porque esto iba a ayudar a la ciencia a crear nuevas vacunas.
La comunicación con el exterior se perdió en 2016, cuando un grupo de investigadores chinos descubrió en un pozo de mina de Mojiang, en la provincia de Yunnan, una nueva especie de coronavirus que mató a dos personas. Los síntomas que experimentaron fueron similares a los del coronavirus actual.
Los investigadores estadounidenses vieron claro qué estaba pasando. Tras un comunicado, afirmaron que el único objetivo de los investigadores chinos era «hacer que los virus de las minas fueran más infecciosos para los humanos». De hecho, no informaron al mundo de las dos muertes por el nuevo virus.
Ahí fue exactamente cuando comenzó «el programa de clasificados». «Mi opinión –explica a The Sunday Times un investigador estadounidense– es que la razón por la que se encubrió Mojiang se debió al secreto militar relacionado con la búsqueda de capacidades de doble uso en armas biológicas, virológicas y vacunas». El programa clasificado tenía como objetivo hacer que los virus de las minas fueran más infecciosos para los humanos.
Se cree que esta situación fue la clave para la creación de la covid y su posterior filtración en el laboratorio de Wuhan debido a un accidente. Según la opinión de varios expertos en investigación estadounidenses, el Instituto de Virología de Wuhan estuvo «involucrado en la creación, promulgación y encubrimiento de la pandemia».

Otras teorías

Otro análisis detalla que el foco inicial donde se originó el brote inicial de covid, que ya ha dejado de ser una emergencia internacional, se encontraba a escasos metros del laboratorio del instituto y no en un lugar «húmedo» de la ciudad, como se había pensado.
Los investigadores de EE.UU. también revelaron al medio cómo descubrieron que el laboratorio del gran país asiático estaba trabajando en una vacuna antes de 2019. Una de las fuentes explicó que intercambió varias palabras con científicos en Asia que tienen una estrecha relación con el Instituto de Virología de Wuhan y le dijeron que creían que se estaba realizando una «investigación de vacunas en el otoño de 2019, pertinente a la vacunación contra el coronavirus».
Por otro lado, y para más evidencias, un equipo dirigido por la experta en murciélagos británica Alice Hughes, quien era profesora asociada en la Academia de Ciencias de China (que supervisa el instituto de Wuhan y ha estado trabajando en las minas), apuntó que no le permitieron «hablar con los medios sobre su investigación» y que el servicio de seguridad de China la vigilaba.
Comentarios
tracking