Fundado en 1910

29 de mayo de 2024

Un activista provida con un modelo de un feto humano frente al Tribunal Constitucional de Estados Unidos

Un hombre a favor de la vida con un modelo de un feto humano frente al Tribunal Constitucional de Estados UnidosGetty Images via AFP

Lucha por la vida

Seis personas se enfrentan a 11 años de prisión por defender la vida delante de un abortorio en Tennessee

Después de casi 49 años, Estados Unidos revocó en 2022 una de las sentencias más estrictas de la historia de Estados Unidos, la de Roe vs. Wade, que protegía la libertad de todas las mujeres embarazadas que decidían acabar con la vida de su bebé. Tas el anuncio de Samuel Alito, juez asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos y creador del documento, el estado de Tennessee se puso manos a la obra. Semanas después entró en vigor la Ley de Protección de la Vida Humana. Con esta norma, más de 10.000 niños se han salvado de morir.
Aunque se trata de un territorio que defiende la vida de los más indefensos, aún queda mucho camino por recorrer. Según un comunicado de prensa de la Sociedad Thomas More, el Departamento de Justicia (DOJ) ha declarado culpables –después de dos años– a seis ciudadanos a favor de la vida por «bloquear el acceso a una clínica de abortos». Además, podrían enfrentarse a 11 años de cárcel.
En octubre de 2022, el DOJ, tras seis días de juicio, acusó a 11 ciudadanos por violar –presuntamente– la Ley de Libertad de Acceso a las Entradas a las Clínicas (FACE) que prohíbe las amenazas de fuerza, obstrucción y daños a la propiedad destinados a interferir con los servicios de atención de salud reproductiva, por «bloquear la entrada de una clínica de abortos en marzo de 2021». Además de la sentencia de prisión, los acusados podrían enfrentar multas de hasta 350.000 dólares (322.600 euros).
Según el comunicado de prensa al que ha accedido Tampa Free Press, el Departamento de Justicia alegó que ellos, junto con varios otros que también han sido declarados culpables, ayudaron a «bloquear la entrada de la Clínica del Centro de Salud Carafem» e impidieron que un empleado y un paciente ingresaran al edificio para que ninguna mamá pudiese realizar estos infanticidios.

La misma situación en Washington DC.

Un caso similar se dio en 2020 en Washington DC. Lauren Handy, una joven a favor de la vida, y cuatro amigas entraron a una clínica para denunciar los terribles asesinatos que realizaban a fetos. Sin embargo, el plan no salió como esperaban y fueron detenidas por violar la FACE.
Cuando declararon, a pesar de recalcar que su intención era evitar que las mujeres realizasen estos polémicos actos, fueron castigadas con 11 años de cárcel y una multa de 350.000 dólares.
Comentarios
tracking