08 de diciembre de 2022

Ton Cruise, en una de sus famosas secuencias de acción

Ton Cruise, en una de sus famosas secuencias de acción

'Misión imposible: Sentencia mortal - Parte uno'

Tom Cruise, sobre el ala de un biplano de la II GM en una espectacular secuencia de acción en el aire

Un vídeo de la última entrega de 'Misión Imposible' se viraliza por una escena que atenta contra los límites de la lógica

Tom Cruise parece que no va a decepcionar a sus fans con la octava entrega de la saga Misión Imposible. Acción a niveles extremos garantizada tal y como se ha podido ver en un vídeo de un minuto que ha comenzado a viralizarse en redes sociales. No obstante, el contenido de Misión imposible: Sentencia mortal - Parte uno no es inédito porque ya se presentó en abril durante el CinemaCon, un evento global de cine que atrae a asistentes de más de 80 países.
Sobre un biplano Boeing-Stearman de la Segunda Guerra Mundial, Cruise anima al público a que vaya a ver las películas en las salas de cine. Y lo hace a su manera: subido en una de las alas mientras el avión se encuentra en pleno vuelo sobre Sudáfrica.
La cámara realiza una panorámica y revela una segunda aeronave, en la que va el director Christopher McQuarrie, quien le recuerda a Cruise que se encuentran en medio del rodaje de una película, con poco combustible y a punto de perder la luz. El equipo también ha filmado secuencias impactantes en un tren antiguo y en un acantilado donde Cruise va a lomos de una moto (secuencia que nunca falla).
Desde escalar el edificio más alto del mundo hasta engancharse en el ala de un avión durante el despegue... A lo largo de los años, Cruise se ha ganado a pulso la reputación de realizar secuencias de acción cada vez más arriesgadas en sus películas. Todo sin ayuda de dobles, por petición expresa suya.

Lo que los fanáticos querían ver

La primera incursión de Ethan Hunt en la gran pantalla fue de la mano de Brian DePalma, un cineasta que se caracteriza por sus thrillers de suspense y cuyas películas a menudo se han denominado hitchcockianas. De aquella Misión Imposible, remake de la famosa serie de televisión, podemos decir que fue un filme con menos énfasis en las secuencias de acción y más en los diálogos y los giros en la trama.
La naturaleza prolija de la película funcionó en gran medida porque contaban con un ejército de guionistas de primera. El libreto original lo escribieron Willard Huyck y Gloria Katz, ambos nominados al Oscar. Más tarde, David Koepp, uno de los guionistas mejor pagados de los 90, y Steven Zaillian, ganador del Oscar, los reescribieron. Y finalmente, Robert Towne, otro ganador de una estatuilla, hizo algunos retoques finales.
Tom Cruise, en 'Misión Imposible I'

Tom Cruise, en 'Misión Imposible I'

El resultado: una película sólida que funcionó muy bien en la taquilla, pero hubo dos problemas. El primero fue que muchos cinéfilos sintieron que la cinta era demasiado enrevesada. El segundo handicap fue que no había suficiente acción. De hecho, dos de las escenas más memorables (la secuencia del tren y la de la pecera que revienta) se escribieron a petición del propio Tom Cruise.
Con la secuela (Misión Imposible II), se quiso contentar a los seguidores y tras la cámara los productores colocaron a John Woo, quien marcó un antes y un después durante los años 80 y 90 con sus películas de Hong Kong llenas de acción.
Comentarios
tracking