26 de septiembre de 2022

Marc Calderó y Lourdes Maldonado, presentadores del programa <i>Hablando claro</i>

Marc Calderó y Lourdes Maldonado, presentadores del programa Hablando claroRTVE

Televisión

'Hablando claro', el programa de TVE a lo Jesús Cintora, hecho a la medida de Pedro Sánchez

El espacio matinal de La 1, favorable al Gobierno, apenas lo ven 240.000 personas en España

En la programación matinal de La 1 ya no queda ni rastro de entretenimiento. Por no quedar, ya no queda en pie ni un clásico de la crónica rosa como Corazón. Ahora en La 1, como en Telecinco (El programa de Ana Rosa+Ya es mediodía) y aún más incluso que en La Sexta (Al rojo vivo dura cada día tres horas, de 11:00 a 14:30, pero antes emite Aruser@s), la información y el análisis ocupan toda la mañana. Y toda es toda.
A las 6:00 comienza el Telediario Matinal, a las 8:00 empieza La hora de La 1, con Silvia Intxaurrondo y Marc Sala, y a las 11:30 llega el turno de Hablando claro, el nuevo programa que presentan Lourdes Maldonado y Marc Calderó, hasta que justo antes de las 15:00 dan paso al Telediario 1. En total, contando las dos entregas del informativo, 10 horas seguidas de información y análisis más político que social. Lejos –muy lejos– quedan aquellos programas matinales de entretenimiento del maestro Jesús Hermida.
TVE iba a estrenar Hablando claro el lunes 12 de septiembre, pero adelantó dos días su lanzamiento para cubrir desde el Reino Unido, el sábado 10 y el domingo 11, la actualidad relacionada con la muerte de la Reina Isabel II. El mismo lunes 12, el día previsto para su estreno, el sindicato Comisiones Obreras de RTVE ya exigió la cancelación inmediata de Hablando claro por encargar el programa a una productora externa (Cuarzo) en lugar de confiar en los profesionales de la casa y por lo que entendía como «infoentretenimiento», un término que utilizaron para cargar contra José Manuel Pérez Tornero, presidente de RTVE.

'Hablando claro', la nueva versión del programa de Jesús Cintora en TVE

El caso es que Hablando claro no difiere mucho –y no solo en el título– de Las cosas claras, el espacio matinal que presentaba el progresista Jesús Cintora en La 1. El nuevo programa de La 1 también parece hecho a la medida de Pedro Sánchez. En la edición de este martes, el tema de apertura era la reducción del IVA del gas del 21 % al 5 % aprobada por el actual Gobierno. El espacio que emite TVE vendió el ahorro en la factura, que oscilará entre los cinco y los 19 euros, como un desahogo mayor que el que representará realmente.
En cambio, en el siguiente punto de actualidad que debatieron en la mesa de análisis, la eliminación del Impuesto de Patrimonio en Andalucía anunciada por el presidente de la Junta, el popular Juanma Moreno, se cuestionó como algo negativo por el programa y por dos de los invitados, afines a la izquierda: Mariela Rubio, periodista de la Cadena SER, y Javier Aroca, columnista en Eldiario.es y habitual también del programa de Cintora.
Después, la ominipresente Ana Pardo de Vera (Público) ocupó el lugar de Mariela Rubio. Enfrente estaban Cristian Campos, jefe de Opinión de El Español, y Celia Villalobos, quien llegó a acusar al programa de manipulación por su forma de abordar la supresión del Impuesto de Patrimonio en Andalucía.
«Lo que habéis explicado ahí (los gráficos presentados por Marc Calderón) no tiene sentido. Habrá sido algún algún chaval becario que lo ha hecho pensando que era muy exitoso. Me ha parecido un poco de manipulación», aseguró Celia Villalobos. «No hay manipulación», replicó Lourdes Maldonado.
A las críticas por la producción externa y por el sesgo político escorado a la izquierda, se suma otro problema que arrastra Hablando claro: sus pésimos datos de audiencia. En la edición de este martes, el programa registró una pobre cuota de pantalla del 5,5 % y solo despertó el interés de 240.000 personas. En Antena 3, Espejo público obtuvo un 15,1 % de share y El programa de Ana Rosa, en Telecinco, cosechó un 17,6 %. La audiencia sí que está hablando claro.
Comentarios
tracking