05 de febrero de 2023

Ílñigo Onieva y Tamara Falcó, en la serie documental

Íñigo Onieva y Tamara Falcó, en la serie documentalNetflix

Tamara Falcó: La marquesa

Tamara Falcó, en su documental: «Pondría las dos manos en el fuego por Íñigo»

A la luz de las nuevas revelaciones, hemos visto de nuevo el documental de la marquesa. La resistencia de su madre a que viese vestidos de novia parece ahora premonitoria

Lo vimos en su día y lo resumimos aquí y aquí. Hablamos del docureality de Tamara. Lo hemos vuelto a ver a la luz de las nuevas revelaciones, poniendo el foco en lo que tiene que ver con su relación con Íñigo Onieva. El resultado es muy revelador. Sorprende la sana ingenuidad de la protagonista y la prevención de su madre.
Lo que queda ahora en el aire es la segunda parte de Tamara Falcó: La marquesa. Hace unos días, la propia protagonista declaró que estaba pendiente de una reunión con la gente de Netflix. Caía de cajón en ese momento que, igual que esta primera temporada, tenía como hilo argumental la apertura de un restaurante efímero, la segunda giraría sobre su boda. De hecho, Netflix publicó un tuit tras el anuncio del compromiso en el que se decía que ponía el champán a enfriar. Todo ello fue antes del jarro de agua fría.
Pero vayamos con la serie, vista con ojos renovados tras la infidelidad confesada por el novio.

Declaraciones de amor

En los seis capítulos de la serie documental, la hija de Isabel Presyler y del difunto Carlos Falcó proclama varias veces su amor por su prometido. «Iñigo y yo somos muy diferentes, pero nos complementamos de maravilla», dice en un momento dado. «Creo que es el amor de mi vida», asegura, y ese «creo» cobra ahora un nuevo sentido.
«Antes de conocer a Íñigo rezamos a San Antonio», cuenta, como si fuese un regalo del cielo. Un regalo que llegó en el mejor momento: «Iñigo ha llegado en un momento que es muy bueno para mí. Porque yo me había encontrado a mí misma. Sabía quién era, y sabía lo que quería».
Le preguntan si se imagina casada con él. Y es clara: «No pierdes el tiempo con alguien con quien no veas un futuro».

El vestido de novia

Durante un viaje a Nueva York, Tamara se interesa por ver vestidos de novia de Carolina Herrera. Van ella y su madre, y las recibe Carolina Adriana Herrera, hija de la diseñadora.
Tamara Falcó: Mami, a ver, primero, todos los vestidos de novia que he visto en mi vida, los que más me han gustado han sido de Carolina.
Isabel Presyler: No me asustes.
Tamara Falcó: El que se puede asustar cuando vea esto es Íñigo, que estoy en plan psicópata viendo los vestidos, antes de…
Isabel Presyler: Tamara, no seas boba, no vamos a mirar trajes de boda. Qué tonterías dices.
Carolina Adriana Herrera: Hay vestidos de novia y de graduación.
Isabel Presyler: Ella necesita de graduación, porque todavía está en la edad del pavo.
A la charla se incorpora minutos después la propia Carolina Herrera madre.
Carolina Herrera: Te podemos hacer el que tú quieras, con tus especificaciones.
Isabel Presyler: Me he llevado un susto, cuando me ha dicho Carolina: ‘Tamara quiere ver…’.
Íñligo Onieva y Tamara Falcó, en el documental

Íñligo Onieva y Tamara Falcó, en el documentalNetflix

El temor a la reacción de Íñigo

La protagonista se muestra preocupada por lo que pensará su pareja cuando vea la resistencia de su madre a que eche un ojo a vestidos de novia. «Cuando le diga a Íñigo que vi el traje de novia, lo que espero es que no malinterprete la reacción de mi madre. O sea, cuando vea esa escena, igual piensa que es por él, y no es por él, es simplemente el concepto».
De hecho, de regreso a Madrid se lo cuenta al novio, que reacciona bien: «Todavía se le hace pronto», disculpa a la Preysler.
Y Tamara insiste en que no es una indirecta: «Pero, vamos, que no te asustes que no era por ti. Era porque me interesaba ver los vestidos de novia». «Lo que tú te gastes en vestidos me los gasto yo en DJ, ¿te parece?», zanja el muchacho.

Sus amigos

El documental recoge la opinión de varios amigos de la pareja.
Uno de ello es el diseñador Juan Avellaneda, que recuerda el comentario que le hizo a Tamara cuando ésta le presentó a su novio. «Íñigo es muy hetero. Es muy macho alfa, sin ser macho alfa».
Otro momento que resulta ahora curioso de ver es cuando la amiga común que los presentó, Luisa Bergel, cuenta lo que le dijo, en tono de broma, cuando la pareja cumplió un año de relación: «Tami, te doy el pésame por haber sido yo la que te presentó a Íñigo. No sé si felicitarte o decirte que lo siento», recuerda entre risas y en presencia de los dos interesados. Dos años después, ya sabrá qué decirle a Tamara.

La infidelidad

Ha habido rumores previos sobre la infidelidad de Íñigo. Por ello, ella ya se había pronunciado en otras ocasiones. Como en una alfombra roja que recoge el documental, cuando le preguntan si perdonaría unos cuernos.«Me gustaría no verme en esa tesitura. Yo creo que el noviazgo es justamente un momento para conocer a la otra persona. Y yo creo que es distinto perdonar una infidelidad, que debe ser dolorosísima, cuando ya estás casada, con niños, no sé que, tal, que durante el noviazgo. Porque el noviazgo realmente es para conocer a la otra persona».
Insiste varias veces durante el documental en que hay muchas habladurías sobre su novio, pero ella lo cree a él. «Acerca de los rumores, estoy tan segura de que no, es que estoy tan segura. Pondría las dos manos en el fuego», sentencia. «Yo sé cuál es la verdad, Íñigo sabe cuál es la verdad, y Santas Pascuas. Y si la gente que ve esos programas se lo quiere creer, pues… No deberíais estar viendo esos programas, son terribles», dice en otro momento. Es más, las habladurías le preocupan… sobre todo por él: «Antes me molestaba que se pusiera en duda mi relación con Íñigo. Sobre todo porque conocía la injusticia y me preocupaba por él».
En otro momento, se ve a Tamara y al resto de sus compañeros de tertulia preparando su intervención de los jueves en El Hormiguero.
Pablo Motos: Tú imagínate que te ponen unos cuernos, claro, que a ti te pasaría…
Tamara Falcó: Sí, sí, a mí, sí. A mí, 100 %. A mí no me los ponen y ya los tengo allí. No te quiero ni contar como le pillen andando por una con la playa.
Comentarios
tracking